Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento devolverá "lo antes posible" a empresas privadas las autopistas que rescate

El Ministerio de Fomento prevé "devolver al mercado lo antes posible" las nueve autopistas en quiebra, una vez que se vean abocadas a la liquidación y tenga que asumirlas, según aseguró el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar.
"El Ministerio no tiene ningún interés en explotarlas, sino que deben hacerlo las empresas privadas", aseguró el 'número dos' del Departamento, que participó en una jornada sobre infraestructuras organizada por la patronal de constructoras y concesionarias Seopan en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).
En este sentido, Gómez-Pomar indicó que, una vez el Ministerio se quede con ellas, la "idea del Ejecutivo es devolverlas al mercado lo antes posible", a través de un concurso público.
De esta forma, el secretario de Estado ratifica la nueva estrategia emprendida hace unos meses para las vías de pago quebradas, ante el crecimiento de tráfico que vienen registrando en los últimos años. Hasta entonces, los planes de Fomento pasaban por integrarlas en una nueva empresa pública de autopistas.
SACAR FONDOS PARA LA RPA.
Con la nueva licitación de las vías quebradas, además de ahorrarse los gastos de mantenimiento y explotación de las vías, Fomento busca obtener recursos con los que atender a la responsabilidad patrimonial de la administración (RPA) que se activará cuando se liquiden las autopistas.
Se trata del importe que el Estado debe pagar a las actuales concesionarias, por el monto que invirtieron en su construcción, una 'factura' que el sector calcula en unos 5.000 millones de euros, si bien el Ministerio rebaja a una cuantía "sustancialmente inferior".
Las nueve autopistas actualmente en concurso de acreedores son las cuatro radiales de Madrid, la Madrid-Toledo, la Ocaña-La Roda, la que une la capital con el aeropuerto de Barajas, Cartagena-Vera y la circunvalación de Alicante.