Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento destaca que las cuentas del año próximo ya no incluirán obligaciones heredadas de otros ejercicios

El Grupo ha ahorrado 780 millones en menos de tres años racionalizando el gasto corriente e improductivo, según Garcés
El subsecretario de Fomento, Mario Garcés, ha destacado este jueves que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015 ya no incluyen obligaciones derivadas de ejercicios de la anterior legislatura, sino que "miran hacia el futuro", y por eso las partidas destinadas a inversiones son superiores a las de este año.
Durante su comparecencia ante la Comisión del ramo del Congreso para explicar el proyecto de Presupuestos del próximo ejercicio, Garcés ha destacado que las cuentas consolidadas del Grupo Fomento aumentarán un 1,1%, cifra que llegaría al 6,1% si no se tuvieran en cuenta las obligaciones de años anteriores que están consignadas en los Presupuestos del actual ejercicio.
"Este Presupuesto ya no tiene consignaciones para atender obligaciones de otros ejercicios. Es un Presupuesto que mira hacia el futuro. La totalidad de la consignación prevista va destinada directamente a obligaciones temporáneas que surjan a lo largo de 2015", ha insistido, cifrando en 5.550 millones de euros los pagos de pasados años que se han tenido que abonar en los tres últimos ejercicios. "Lo de los últimos años más que presupuestos eran dispuestos", ha apostillado.
MÁS EFICIENCIA
Adicionalmente a esa liberación de fondos por el saneamiento de las cuentas del grupo, se contará con más dinero gracias a las "medidas de racionalización del gasto corriente y de control del gasto improductivo", que han aportado un ahorro de 780 millones de euros en dos años y nueve meses.
Cantidad que se suma a los 39 millones ahorrados y a los 29 millones de ingresos adicionales que han propiciado la aplicación del Plan de Racionalización de la Administración a las 49 entidades afectadas del Grupo Fomento.
Gracias a todo ello, el Grupo Fomento contará el próximo año con 17.496 millones de euros que se usarán para "apostar por la economía productiva", para lo cual se mantiene invariable el gasto en personal y se reducen los gastos "ineficientes e improductivos" de tipo financiero o corriente, de modo que se puedan destinar fondos adicionales para las inversiones.
Además, junto con el crecimiento del Presupuesto público, también se espera un incremento de la inversión extrapresupuestaria de 681 millones de euros en Puertos y de 230 millones de euros en autopistas proveniente del sector privado.
NO MIRAR AL PASADO
"La incipiente recuperación económica del país ha permitido que, frente a unos años de ajuste, consolidación y saneamiento de la deuda heredada, estos Presupuestos, por primera vez, experimenten un crecimiento, que no renuncia al objetivo inexcusable de la consolidación fiscal", ha matizado Garcés.
Según el subsecretario, son las reformas estructurales realizadas desde el inicio de la legislatura las que han propiciado el paso de "un modelo presupuestario de reducción de gasto a uno de apuesta por el crecimiento y por la inversión como palanca para el desarrollo y la generación de empleo".
Por eso, ha declinado "pensar en el pasado" y prefiere "mirar hacia un futuro" en el que la economía se moverá en un "bucle virtuoso" de crecimiento de la actividad y las bases fiscales, de los ingresos tributarios y con ellos de la capacidad financiera del Estado, y como resultado de todo ello del aumento de la inversión pública.
Una inversión que se utilizará como "instrumento muy poderoso al servicio del crecimiento económico y de la generación de empleo", y que se fijará como objetivos principales la "vertebración y cohesión" del territorio, garantizar la movilidad con un "transporte público de calidad", el impulso del desarrollo económico, la mejora de la eficiencia en la planificación y gestión de infraestructuras.
Todo ello sin perder de vista la promoción de la liberalización de los transportes, el incentivo de la colaboración público-privada y la contribución a la generación de empleo "pero con una política sostenible financieramente".
CUENTAS FINANCIERAMENTE SOSTENIBLES
Tan sostenibles que el subsecretario espera que el Grupo Fomento gane el año próximo 201 millones de euros, que distan mucho de las "pérdidas récord" de 700 millones de euros que había en 2011. De hecho, según ha explicado Garcés, el Ebitda de Fomento será en 2015 un 4,2% superior al de 2012, rozando los 3.000 millones de euros.
"Lo digo con absoluta convicción: éstos son unos Presupuestos creíbles, realistas, amparados en el rigor, en la sostenibilidad financiera de las inversiones, en la estabilidad presupuestaria y en la creencia de que la ortodoxia fiscal y la disciplina presupuestaria tienen que ser el eje motriz de los poderes públicos. Creemos que son el reflejo de la incipiente recuperación y que nos ayudarán a acabar de forma definitiva instalados en este círculo virtuoso", ha concluido el responsable de Fomento.