Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento prevé licitar el nuevo acceso por tren al Puerto de Barcelona este año por 108 millones

Generalitat y Estado firman el protocolo para hacer las obras cuanto antes
La Generalitat y el Gobierno central han firmado este miércoles el protocolo para construir y poner en servicio "cuanto antes" el nuevo acceso ferroviario al Puerto de Barcelona, un proyecto que supondrá una inversión de 108 millones de euros.
Adif y el Puerto de Barcelona asumirán al 50% este presupuesto de inversión de la obra que el Ministerio de Fomento prevé licitar este año, según indicó la titular del Departamento, Ana Pastor.
"No hay problema económico en este momento, si no que es cuestión técnica", señaló la ministra tras la firma del acuerdo, que es "fruto de mucho trabajo y esfuerzo por el entendimiento de todas las instituciones implicadas para tener uno de los puertos punteros a nivel mundial y modelo de éxito".
Pastor ha dicho que esta obra beneficiará al Corredor Mediterráneo, que tiene a los puertos como "valor fundamental" para conectar con Europa junto a otros modos de transporte. En este sentido, ha recordado que el 70% del comercio exterior español se canaliza por mar y que el Puerto barcelonés ha multiplicado por cuatro su actividad ferroviaria en los últimos cinco años.
Además de la ministra firmaron el convenio el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila; el presidente del Puerto, Sixte Cambra; el de Ferrocarrils de la Generalitat, Enric Ticó; el de Puertos del Estado, José Llorca; y el de Adif, Gonzalo Ferre.
MAS: CORREGIR UN "ERROR HISTÓRICO".
El presidente Artur Mas, que también ha estado presente en el acto, ha celebrado esta firma, a la que ha definido como la 'fumata blanca' de una obra que Barcelona y Catalunya esperaban "desde hace mucho tiempo".
"Se está corrigiendo un error histórico porque se está dejando para el final lo que se debería haber hecho al principio": una obra para potenciar la principal economía exportadora de España --con entre el 25% y el 30% del total--, ha argumentado.
Además, ha augurado que en el futuro serán necesarias más inversiones en los accesos al Puerto de Barcelona para atender a su desarrollo, lo que ya prevé el protocolo firmado este miércoles mediante estudios periódicos.
Mas ha lamentado que en el siglo XIX Barcelona ya premió un proyecto para unir la capital catalana con París por tren con ancho internacional, y desde entonces se han hecho múltiples inversiones ferroviarias en España, pero esta sigue pendiente.
Ha añadido que el Corredor Mediterráneo no va contra nadie, sino que beneficia al conjunto, frente a otro error histórico que ha sido el modelo radial a partir de Madrid, que "parece que se va subsanando de manera definitiva", aunque todavía hay 28 kilómetros ferroviarios de vía única entre Barcelona y Valencia, segunda y tercera ciudades de España..
El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha definido al acuerdo de "casi histórico" por ser largamente esperado y por su importancia para que el Puerto dé un paso adelante con más competitividad gracias a la mejora logística, que permitirá contribuir al crecimiento económico.
Ha afirmado que esta conexión es "indispensable" para el crecimiento futuro de unas instalaciones portuarias que están atrayendo negocio tanto de pasajeros (destacando los cruceros) como de mercancías con inversores nacionales y extranjeros, y que quieren seguir desarrollando su potencial y seguir siendo herramienta básica de la ciudad.
También han asistido a la firma del protocolo la delegada del Gobierno en Catalunya, Llanos de Luna; el presidente de la Cámara de Barcelona, Miquel Valls; el de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, y la líder del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, entre otras personalidades.
PARA 2015.
Las obras, que prevén estar completadas para finales de 2015, servirán para proporcionar un acceso ferroviario independiente y con capacidad suficiente para la ampliación sur del Puerto, promoviendo el tráfico de mercancías por tren en el área en ancho internacional, ibérico y métrico.
La nueva conexión --que será de gestión conjunta entre Adif, FGC y el Puerto-- parte del ramal del Llobregat y conecta con la vía existente de FGC desde la Ronda Litoral hasta pasado el puente de acceso a Mercabarna, donde el nuevo acceso se separa para conectar con el Moll Prat y con la terminal ferroviaria de Can Tunis.
Desde hace un año hay en funcionamiento unos accesos provisionales en ancho ibérico e internacional en los que el Estado ha invertido 17 millones de euros para cumplir con el compromiso de dar salida por tren a las mercancías de la nueva terminal de contenedores del Moll Prat, que opera el grupo chino Hutchison desde septiembre de 2012.
Ahora, el Estado también debe licitar los accesos viarios definitivos al Puerto --desde el campo del RCE Espanyol en Cornellà (Barcelona) hasta el antiguo cauce del río Llobregat--, lo que la ministra sigue teniendo previsto para antes de fin de año, con una inversión de Fomento de unos 190 millones.