Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Foxconn retoma los contactos con Sharp para clarificar detalles de su compra

Hon Hai Precision Industry, matriz de Foxconn Technology Group, la compañía taiwanesa responsable del ensamblaje de gran parte de los iPhone que se venden en todo el mundo, ha informado este viernes de su vuelta a las negociaciones con la japonesa Sharp con el objetivo de aclarar los obstáculos surgidos en la operación para adquirir dos tercios de la firma tecnológica nipona.
La compañía taiwanesa expresó su confianza en que pueda alcanzarse un acuerdo "satisfactorio", después de haber anunciado ayer que el acuerdo quedaba congelado a la espera de aclarar "nueva información material" sobre Sharp.
"Gran parte de la información material que Foxconn ha recibido el miércoles por la mañana, antes del comienzo de la reunión del consejo de Sharp el jueves, no había sido planteada durante las negociaciones entre las dos partes", anunció la compañía taiwanesa en un comunicado emitido este jueves.
En este sentido, Terry Gou, fundador de Foxconn, y el consejero delegado de Sharp, Kozo Takahashi, se habrían reunido en China, según indicaron a Reuters fuentes conocedoras. Ninguna de las compañías confirmaron estas conversaciones.
Según fuentes consultadas por la agencia que declinaron ser identificadas, Sharp contaría con pasivos contingentes por importe de 300.000 millones de yenes (2.410 millones de euros), lo que contrastaría con los menos de 100.000 millones de yenes (803 millones de euros) revelados en la due diligence realizada por Foxconn.
Por su parte, Sharp anunció este viernes que había informado de forma apropiada sobre estas contingencias.
Este jueves, Sharp desveló un acuerdo con Hon Hai Precision Industry por el que la taiwanesa se haría con el control de dos tercios de la empresa mediante una ampliación de capital en la que invertirá 489.000 millones de yenes (3.957 millones de euros).
Sharp había recibido una propuesta del fondo de capital respaldado por el Gobierno nipón Innovation Network Corporation of Japan (INCJ) para, tras la separación en dos de la compañía, inyectar 300.000 millones de yenes (2.421 millones de euros) en Sharp, mientras el negocio de monitores se integraría en Japan Display.
Sin embargo, la multinacional japonesa destacó que la propuesta de Hon Hai Precision Industry suponía un compromiso de realizar inversiones y proporcionar la financiación necesaria para el desarrollo de la actividad de Sharp, incluyendo el negocio de pantallas, así como para su expansión.