Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia quiere que el refuerzo del fondo de rescate sirva de "cortafuegos que proteja de todo contagio"

El ministro francés de Finanzas, François Baroin, ha pedido este viernes una respuesta "fuerte, potente y sostenible" a la crisis de deuda, que debe incluir un refuerzo del fondo de rescate para que sirva de "cortafuegos que proteja de todo contagio".
"La posición de Francia es aportar una respuesta que estabilice la zona euro", ha dicho Baroin en declaraciones a la entrada de la reunión de ministros de Economía de la eurozona en la que se empezarán a preparar las cumbres del 23 y 26 de octubre.
"Trabajamos duro para lograr una solución que sea presentable a los jefes de Estado", ha resaltado.
Este plan, ha explicado Baroin, debe incluir una solución para Grecia que "evite el evento de crédito", es decir, que la contribución del sector privado debe ser pactada y no impuesta porque de lo contrario se desencadenarían los seguros de impago de deuda (CDS, por sus siglas en inglés).
Por lo que se refiere a la recapitalización bancaria, el ministro de Finanzas francés ha reclamado que se haga "al nivel justo para que no tenga impacto en la ralentización en el acceso a crédito de particulares y empresas y en la actividad económica".
Finalmente, Baroin ha reclamado "un auténtico cortafuegos que proteja de todo contagio", en referencia al refuerzo del fondo de rescate de 440.000 millones de euros. Francia y Alemania discrepan sobre si debe intervenir el Banco Central Europeo (postura que apoya París) o no (como defiende Berlín) pero el ministro galo ha eludido pronunciarse sobre estas diferencias.