Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francisco Reynés (Abertis) no cree que ningún Gobierno "se dispare en el pie"

Descarta que hagan algo en contra de la recuperación económica
El vicepresidente y consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, considera que ninguno de los eventuales gobiernos que se pueden formar en España vaya a "dispararse en el pie" o "haga algo en contra de la recuperación económica".
"No sé nada de política, sólo soy un votante más, y sólo sé que hay varios escenarios. Pero no creo que ninguno de estos escenarios se dispare en el pie', declaró el primer ejecutivo de Abertis.
En cuanto a las eventuales decisiones que el futuro Ejecutivo pudiera tomar en relación a su negocio de concesión de autopistas, Reynés aseguró que el grupo "está en permanente conversación y negociación con los gobiernos de todos los países en los que está presente".
"Y no dejaremos de hacerlo", añadió durante la rueda de prensa de presentación de resultado de la compañía gestora de autopistas y satélites.
El consejero delegado de Abertis indicó que "hasta ahora" la compañía no ha notado nada en ninguna de sus concesiones" que pudiera causar preocupación.
DEFENSA DE SUS DERECHOS.
En este punto, Reynés aseguró que, en su caso, lo que "siempre hará la compañía será defender los intereses de sus accionistas". "Bien mediante una negociación o bien mediante judicialización", añadió.
En la actualidad, Abertis tiene abierto un proceso judicial abierto con el Ministerio de Fomento, después de que este Departamento no reconociera el pago al grupo de una compensación por los tráficos que registra un tramo de la autopista AP-7 en Cataluña a pesar de que, según la empresa, está reconocida en un acuerdo aprobado por Real Decreto en 2006.
El grupo tiene provisionados los 860 millones de euros a los que asegura actualmente asciende la "cuenta a cobrar" por esta autopista. En la actualidad, el contencioso está recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.