Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe de Gabinete de Lugo renuncia tras el anuncio de la firma de un subsidio agrícola

Los medios informaron, además, que al parecer López Perito no estuvo de acuerdo en la inclusión de productores de otros productos agrícolas en la nómina de beneficiarios. EFE/Archivotelecinco.es
El jefe de Gabinete de la Presidencia paraguaya, Miguel Ángel López Perito, presentó hoy su renuncia en rechazo a un polémico subsidio para pequeños productores agrícolas que fue aprobado por el mandatario Fernando Lugo.
El ministro de Justicia y Trabajo, Blas Llano, confirmó en una rueda de prensa que López Perito presentó una carta con su renuncia al cargo durante una reunión del Gabinete celebrada en la residencia presidencial Mburuvichá Róga.
López Perito explicó después a periodistas "que la firma del decreto de subsidios es un error", y adelantó que los detalles sobre su punto de vista los presentará ante el Ejecutivo la próxima semana.
"Hay maneras de tomar decisiones que no son las más adecuadas" y les están perjudicando como Gobierno, comentó al aludir a la firma del decreto para la entrega de un subsidio de ocho millones de dólares para pequeños productores de varias regiones del país.
La ayuda fue aprobada por Lugo tras el reclamo de productores de sésamo del departamento de San Pedro (centro), que amenazan con nuevos bloqueos de carreteras como los registrados la semana pasada en varias regiones del país.
López aseguró, además, que su renuncia es indeclinable y aseveró: "la conducción del Gobierno, y eso incluye al presidente, necesita un cambio en las modalidades de tomas de decisiones si queremos tener alguna eficacia".
Por su parte, Lugo dijo en una rueda de prensa en la que anunció la firma del decreto que "la cuestión del subsidio forma parte de la agricultura familiar (...). Nadie debe dudar de que este Gobierno tiene la firme voluntad de ayudar a los más humildes".
El anuncio de aprobación del documento había motivado, además, que el ministro de Agricultura y Ganadería, Cándido Vera Bejarano, solicitara un permiso de diez días que fue concedido por el mandatario el viernes pasado.
Ese permiso fue interpretado por la prensa local como una salida negociada de Vera Bejarano, quien se rehúsa a avalar el documento que acredite la ayuda.
La postura del ministro de Agricultura es apoyada por el vicepresidente paraguayo, Federico Franco, del oficialista Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).
Franco opinó la semana pasada que si "el Estado decide entregar recursos financieros a un grupo, que representa el 8 por ciento del total de los productores de sésamo del país, se estaría creando una situación de total injusticia".
El pedido de los productores de sésamo ha derivado, también, en un cruce de insultos entre Vera Bejarano y el gobernador de San Pedro, José Ledesma, y un líder campesino, Elvio Benítez, quienes secundan el reclamo de estos productores agrícolas.