Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El incendio en Galletas Asinez de Zaragoza destruye la mitad de las instalaciones

El incendio que se ha registrado este miércoles en la empresa Galletas Asinez, situada en el barrio de Valdefierro de Zaragoza, ha destruido la mitad de las instalaciones, unos 2.000 metros cuadrados del total de 4.000 que posee, si bien no ha habido que lamentar daños personales.
Así lo ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación el jefe de guardia de los Bomberos de Zaragoza, Guillermo Pombo, quien ha apuntado que se ha derrumbado toda la techumbre de la zona afectada, en concreto de tres naves.
Pombo ha detallado que, además, "ha habido deflagraciones importantes" ya que el fuego "ha afectado a depósitos de combustible, a línea de producción y a la zona de almacenaje e, incluso, ha pasado a una nave colindante, de la empresa Neumáticos Martínez, donde ha afectado a unos 300 metros cuadrados", antes de poder "cortar la propagación" en esa zona.
Está previsto que el incendio quede extinguido esta tarde, a última hora. El viento ha dificultado las tareas de los bomberos ya que "ha impedido emplear a primera hora el brazo articulado puesto que había rachas importantes". La zona más afectada es la central y más interior de las naves.
Además, el derrumbe de parte de la cubierta ha sido también un obstáculo, ha expuesto el jefe de guardia de los Bomberos, que ha narrado que "la imagen de dentro es de siniestro total" ya que "se ha quemado todo lo que había debajo de esas cubiertas hundidas", una zona "llena de hierros y de producto que ha continuado ardiendo".
Respecto al peligro de derrumbe del resto de la instalación, ha indicado que "lo tendremos que evaluar más tranquilamente, a partir de mañana, probablemente, una vez acabado el siniestro", aunque ha opinado que "parte de los edificios podrán utilizarse".
PÉRDIDAS DE 800.000 EUROS
El almacén industrial de Galletas Asinez tenía diverso material, como galletas y envases, según ha informado a Europa Press el gerente de la empresa, Enrique Asín. Las pérdidas de producto almacenado podrían llegar a 700.000 u 800.000 euros, aunque no ha habido que lamentar daños personales.
Enrique Asín ha confiado en volver a trabajar "cuanto antes", ya que marzo es "un buen mes" para el sector, pero la empresa está a la espera de lo que digan los bomberos, que tendrán que estudiar si la estructura de la nave ha resultado afectada. Las pérdidas de producto almacenado podrían llegar a 700.000 u 800.000 euros.
PEQUEÑO FUEGO INICIAL
El jefe de guardia de los Bomberos de Zaragoza ha manifestado que si bien el fuego, en su origen, ha sido "pequeño", "ha cogido mucha fuerza rápidamente", aunque no ha podido precisar las causas por las que ha ocurrido esto.
Pombo ha indicado que han recibido el aviso alrededor de las 4.00 horas, esta madrugada, momento en el que se han desplazado hasta el lugar cuatro dotaciones de bomberos, más dos vehículos de mando y una ambulancia.
A las 8.00 horas, han realizado el cambio de turno, con un operativo de las mismas dimensiones. El fuego se encuentra controlado, "ya no progresa nada", aunque no está completamente extinguido.
Desde el Cuerpo de Bomberos han explicado a Europa Press que en estos momentos "quedan pequeños focos" de "rescoldos, pero ya no hay llamas", y estos se van a ir apagando "poco a poco", extremando las medidas de seguridad y "comprobando que no queden ocultos o en huecos".
Las mismas fuentes han estimado que el fuego se podrá considerar totalmente extinguido a última hora de esta tarde, alrededor de las 20.00 horas. A partir de mañana, se realizará una inspección para comprar la "estabilidad" del edificio.
Desde el Cuerpo de Bomberos han precisado que la zona más afectadas es la de almacén, mientras "muchas líneas de producción están intactas".
La empresa, que data de 1958, cuenta con unos 70 trabajadores y la propiedad ha adquirido unas naves de 10.000 metros cuadrados en el Polígono Empresarium, a donde tenían previsto trasladarse en diciembre, si bien, tras estos hechos, se podría acelerar este proceso, ha indicado el gerente, Enrique Asín, en declaraciones a Europa Press.