Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gamesa y Areva, dispuestas a escuchar ofertas de Alstom, GE y Vestas por su sociedad conjunta Adwen

El acuerdo entre Gamesa y Areva para resolver la situación de su sociedad conjunta de eólica marina Adwen abre la puerta a tres escenarios, entre los que figura la posible venta de la 'joint venture' a grandes empresas del sector, como Alstom, General Electric o Vestas.
Uno de los escollos que ha habido que solventar para que prospere la fusión entre Gamesa y la división eólica de Siemens era precisamente dar encaje a Adwen, la 'joint venture' de eólica marina que tiene la empresa vasca con la gala Areva.
El acuerdo alcanzado con Areva elimina la exclusividad para desarrollar actividades relacionadas con la eólica marina a través de dicha sociedad, así como las cláusulas de competencia y cambio de control, informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de la operación.
Una vez eliminada la exclusividad, se contemplan tres escenarios, entre ellos uno en el que, en los tres primeros meses desde la firma de la oferta, Areva podría aceptar las ofertas de un tercero por el 100% de Adwen. Los terceros que se aceptarían son General Electric, Alstom, Vestas Wind System, Mitsubishi Heavy Industries, MHI Vestas Offshore Wind, Senvion, Nordex y Enercon GmbH.
Otro de los escenarios contemplados en la 'offer letter' de Gamesa a Areva pasa por conceder a la compañía francesa una opción de vender su 50% a Gamesa también durante los tres meses siguientes a la firma de la oferta. Para ello se necesita autorización de los órganos de Competencia alemanes como condición suspensiva para realizar la notificación en la Comisión Europea en relación a la fusión.
También existe otro escenario, por el que Gamesa concede a Areva la opción de compra de sus acciones en Adwen, también durante los tres meses siguientes a la firma de la oferta. Igualmente, se necesita la aprobación de las autoridades de la Competencia alemana y de la Comisión Europea.
En los supuestos en los que Gamesa o Areva compran la participción del socio en la sociedad conjunta, el precio mínimo sería de 60 millones de euros -el valor en libros del 50% es de 74 millones de euros-.
Si las autoridades de Competencia ordenasen la venta de Adwen en el marco de la fusión entre Siemens y Gamesa, el acuerdo entre Gamesa y Arefa también contempla una serie de alternativas que permitirían la venta a un tercero no incluido en la lista anterior.
EXPERTOS INDEPENDIENTES.
Por otro lado, un grupo de expertos independientes presentará el próximo mes de julio un informe sobre los términos de la fusión entre Gamesa y el negocio eólico de Siemens.
Gamesa ha encomendado la supervisión del proceso de integración a un comité de fusión creado 'ad hoc' y formado exclusivamente por consejeros independientes.
El siguiente hito de la operación tendrá lugar el próximo mes de septiembre en Zamudio (Vizcaya), cuando se someterá a la junta general de accionistas de Gamesa la aprobación de la fusión. Iberdrola, que cuenta actualmente con el 19,68% del capital de Gamesa, ha confirmado que se mantendrá en el accionariado del grupo resultante con un 8%.
También está previsto que en septiembre el grupo alemán Siemens, como único administrador de su filial Wind Power, dé 'luz verde' a la operación, que se hará efectiva en marzo de 2017.
NUEVE MESES DE NEGOCIACIONES.
Las negociaciones para fusionar la división eólica de Siemens con Gamesa se han prolongado durante nueve meses. El primer acercamiento se produjo en octubre de 2015, cuando Siemens solicitó una reunión con Iberdrola como accionista de referencia de Gamesa para plantear su interés por esta compañía.
En diciembre, Siemens realizó ya las primeras aproximaciones directamente con Gamesa y ambas empresas iniciaron las conversaciones, que han materializado en un acuerdo de fusión dará origen a uno de líderes mundiales del sector eólico con ingresos de 9.300 millones de euros y una cartera de pedidos de 20.000 millones.