Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García Tejerina anuncia un Plan PIMA para reducir las emisiones de CO2 del sector vitivinícola

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha anunciado este lunes el próximo lanzamiento de un Plan de Impulso al Medio Ambiente (Plan PIMA) para el sector vitivinícola, con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en este sector de los considerados como difusos.
Durante la inauguración de la jornada 'Viticultura y Cambio Climático', la ministra ha indicado que este plan tratará de apoyar los esfuerzos del sector en materia de mitigación del cambio climático, ya que ha sido el primero en calcular su huella de carbono.
En este marco, García Tejerina ha defendido que España ha puesto en marcha una política de reducción "efectiva de emisiones sin precedentes" y ha insistido en la "firmeza" del Gobierno en la lucha contra el cambio climático.
Así, ha asegurado que España cumplirá con el primer periodo de Kioto y "estará mejor preparada" para los retos a 2020 y 2030. En este sentido, ha recordado que España tiene el compromiso de reducir las emisiones de sus sectores difusos en un 10 por ciento en el año 2020 respecto a los niveles de 2005.
Además, en la jornada, organizada por el Ministerio y la Federación Española del Vino, ha recordado que el cambio climático constituye uno de los "mayores retos ambientales" que el país tiene por delante y que, en ese contexto global, España es "especialmente vulnerable" por su situación vulnerable por su situación geográfica y sus características socioeconómicas.
La ministra ha celebrado que en 2015, los presupuestos de su departamento contarán con 12 millones dedicados "por primera vez" a proyectos de adaptación al cambio climático en el ámbito rural y en las costas y ha recordado el "papel fundamental" del sector agrario en el cambio climático.
Así, ha recordado que este sector genera el 11 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero de España y que forma parte de los sectores difusos, que no están sujetos al régimen de comercio de derechos de emisión.
Por otra parte, ha subrayado que la importancia del cambio climático ha quedado plasmada en la reforma de la Política Agraria Común (PAC) tanto en el ámbito de las ayudas directas, a través del pago verde o greening, como en el caso del desarrollo rural, en cuyas prioridades están incorporados los objetivos temáticos del Marco Estratégico Común sobre economía baja en carbono y adaptación al cambio climático.
En cuanto al sector vitivinícola, ha indicado que tiene "relevancia particular" ya que constituye un "cultivo estratégico" que ha sido el primero en abordar a nivel internacional el cálculo de la huella de carbono a iniciativa de la Organización Internacional de la Viña y el Vino.
"El sector vitivinícola ofrece la peculiaridad de tener una doble función, al generar emisiones de gases de efecto invernadero, pero, a su vez, ejercer como sumidero. Y es, además, especialmente vulnerable a los impactos del cambio climático", ha destacado.
Finalmente, la ministra ha pedido que, para contar con "bases científicas sólidas", para adoptar medidas ante el cambio climático es "fundamental" impulsar la I+D+i a través de iniciativas como la Asociación Europea para la Innovación (EIP), y otras de ámbito nacional, que se habrán de desarrollar con la participación del mayor número posible de agentes.