Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

General Electric mantiene un dialogo "abierto, amistoso y productivo" con Hollande sobre Alstom

El presidente francés se reúne con GE y Siemens para analizar el futuro de la multinacional francesa
El presidente de Francia, François Hollande, ha recibido este lunes al presidente y consejero delegado de General Electric (GE), Jeff Immelt, para tratar una posible compra de Alstom por parte de la compañía estadounidense, un diálogo que ha sido calificado como "abierto, amistoso y productivo" por el directivo.
En un comunicado, Immelt aseguró que era "importante" escuchar en persona la perspectiva de Hollande y discutir los planes de GE, su "exitoso historial de inversión en Francia" y su "compromiso a largo plazo" con el país.
"Entendemos y valoramos su perspectiva y estamos comprometidos a trabajar juntos", afirmó el consejero delegado de General Electric tras su visita al Palacio del Eliseo.
Después de reunirse con el consejero de delegado de General Electric, Hollande ha recibido por la tarde a una delegación del grupo alemán Siemens, que también ha mostrado su interés por la empresa gala.
Antes del encuentro, Siemens afirmó que, tras conversar con el Gobierno francés, se reunirá "lo antes posible" para decidir si presenta una oferta por Alstom y los términos de la misma.
El presidente francés reunió este domingo a sus ministros para evaluar la lucha por la compañía eléctrica francesa Alstom; especialmente con motivo del empleo, la localización de las actividades y la independencia energética.
El ministro de Economía francés, Arnaud Montebourg, confirmó entonces que tanto el gigante estadounidense General Electric como la firma alemana Siemens estaban interesadas en el grupo Alstom y afirmó que no permitirá decisiones apresuradas sobre su venta.
El Gobierno francés y el grupo alemán Siemens han intervenido así en el plan de General Electric, mediante la oferta de una asociación de grandes "campeones" europeos y con la promesa de actuar a favor de los intereses franceses.
'Le Figaro' apuntaba que el grupo alemán ofrece a Alstom la mitad de su negocio de fabricación ferroviaria y una cantidad de dinero que no ha trascendido por la adquisición de su unidad de turbinas.