Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat de Cataluña plantea restringir la entrada de productos rusos ante el veto

El conseller de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat, Josep Maria Pelegrí, ha considerado este martes que la Unión Europea debería plantearse cerrar fronteras para la importación de productos rusos como una posible respuesta al veto de este país a la entrada de productos europeos.
"No propongo, pero pregunto: nosotros tenemos prohibida la entrada de productos agroalimentarios a la Federación Rusa, pero no tenemos restricciones para la entrada de productos rusos. ¿Es posible que alguien se deba plantear esto?", ha manifestado Pelegrí en su intervención ante la diputación permanente del Parlament.
"Abro la pregunta para que podamos reflexionar todos si esto es así y si debe ser así", ha añadido Pelegrí, que ha comparecido a petición propia en el Parlament para explicar las consecuencias del veto ruso sobre los productores catalanes.
Ha recordado que esta crisis ha venido generada por una decisión política de la UE para sancionar la actitud de Rusia en el conflicto con Ucrania, y ha considerado que "ante decisiones políticas, hacen falta medidas políticas", y ha reiterado sus críticas a la Comisión Europea (CE).
Ha asegurado que las medidas de compensación a los productores "han llegado tarde y son insuficientes", y ha criticado que los dos reglamentos --el primero para productores de melocotón y nectarina y el segundo para otras frutas y verduras-- tienen condiciones diferentes y son discriminatorios el uno respecto al otro.
Ha criticado que la UE exige los mismos requisitos para todos los productores y, en cambio, establezca diferentes compensaciones para los diferentes tipos de productos: "Si todo el mundo produce con las mismas condiciones que pide la UE también es lógico que haya igualdad en las medidas, independientemente de lo que produzcan".
También ha criticado la actitud del Gobierno español, a quien ha pedido que "asuma los compromisos" que le ha pedido la Generalitat y defienda las demandas propuestas por la Conselleria.
Entre las medidas que ha pedido Pelegrí destaca la necesidad de extender los reglamentos de la CE para que cubran todo lo que dure el veto ruso para que compensen también las pérdidas de las próximas campañas de recogida de fruta en otoño.
Ha reclamado también la activación de préstamos con intereses preferentes para los productores afectados y poner en marcha ayudas de mínimos por parte del Estado.
Ha manifestado que los servicios jurídicos de la Conselleria de Agricultura están estudiando la posibilidad de presentar una queja ante el defensor del pueblo de la UE y ante la UE "por una actitud que no ha sido correcta", a su juicio.
RESPUESTA DE LA OPOSICIÓN
Por parte de la oposición, Dionís Guiteras (ERC) ha coincidido en las críticas a la CE y al Gobierno por haber tomado una decisión que ha tenido consecuencias graves para los productores: "Hay que pensar que si se toman unas medidas la otra parte hará algo. No vale que la CE y el Ministerio estén de vacaciones después de una decisión política, dejando el sector totalmente desamparado".
Hortènsia Grau (ICV-EUiA) ha coincidido en el planteamiento de Pelegrí en cuanto a vetar las importaciones de productos rusos y ha pedido valentía: "Se pueden hacer algunas medidas. ¿Quizá el cierre de mercados de importación de otros productos?".
Tanto Grau como Dolors López (PP) y Carmen de Rivera (C's) han reclamado a la Generalitat que aplique otras medidas para ayudar a los productores, como aplicar una moratoria para la devolución de los créditos otorgados por el ICF, cobrando solo los intereses devengados.
Desde el PSC, Òscar Ordeig ha aplaudido las soluciones de urgencia, pero ha reclamado que después de la campaña de recogida los grupos se puedan reunir con el Govern para analizar el sector y trazar una estrategia de futuro.