Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gilinski califica de "estratégica" su apuesta por Sabadell, del que es primer accionista con el 7,5%

Jaime Gilinski, propietario de Gilinski Group y el tercer hombre más rico de Colombia según 'Forbes', ha calificado de "estratégica" su apuesta por el Banco Sabadell, donde actualmente es el primer accionista con un 7,5% del capital.
En la XXV Asamblea Plenaria del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), Gilinski ha explicado por qué decidió convertirse en en el mayor accionista del Grupo Sabadell, en cuyo capital entró en 2013, aún en plena crisis, con la toma de un 5%.
"Vi la oportunidad en un momento difícil. La caída de los valores me dio la oportunidad de entrar, pero la decisión fue estratégica", ha reseñado el empresario, que ha recientemente refrendado su apuesta por el banco al elevar su participación al 7,5%.
El banquero y empresario ha indicado que Sabadell coincidía con su visión de empresa y con sus valores. "Lo más importante son las personas con las que uno trata", ha destacado, y se ha alineado con los objetivos trazados por el equipo gestor, encabezado por Josep Oliu.
ESCOTET CALIFICA DE "IMPECABLE" SU APUESTA POR ESPAÑA
Por su parte, el fundador de Banesco, el economista venezolano Juan Carlos Escotet, ha destacado que aunque desde los inicios la entidad que preside se planteó como objetivo la internacionalización, fueron bancos españoles como el BBVA o el Santander quienes les animaron "a salir".
"Tuvimos la paciencia de esperar con el Banco Etcheverría --su primera adquisición a su llegada a España en 2012--. La prima de riesgo estaba por encima de los 500 puntos básicos, pero hicimos una apuesta impecable", ha destacado.
Posteriormente, en diciembre de 2013, Banesco, el primer banco privado venezolano, se adjudicó Novagalicia Banco, actualmente Abanca, por 1.003 millones de euros.
LAS TRABAS DE LA REGULACIÓN SUPRANACIONAL
Escotet ha destacado la calidad del capital humano que se ha encontrado en estas entidades. "La sorpresa que nos hemos llevado con el capital humano es fantástica en cuanto a preparación, nivel y conocimientos", ha indicado, aunque como contraparte ha criticado que "la regulación supranacional supone muchos retrasos y demora el proceso de respuesta" en los procesos.
Para finalizar, Escotet ha recomendado a las empresas que para triunfar en la internacionalización hay que "aprovechar el conocimiento del mercado local y no querer hacer todo desde la plataforma". Otro consejo ha sido "paciencia y vocación a largo plazo", así "siempre va a haber oportunidades", apuntó.