Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno dice que Bankia sólo controla el 24,9% de Realia y no decide los sueldos de altos cargos

El Gobierno recuerda que BFA-Bankia tiene una participación del 24,9% en el capital social de la inmobiliaria Realia, una porción "significativa" pero insuficiente para controlar la empresa, con lo que carece de la responsabilidad de fijar unilateralmente los sueldos de sus altos cargos.
Así lo señala en respuesta al portavoz económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, Alberto Garzón, quien en una pregunta parlamentaria recordaba que Realia pagó a los diez vocales de su Consejo de Administración 1,73 millones de euros --un tercio de la masa salarial total-- el año pasado, en el mismo ejercicio en que se ejecutó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a 25 trabajadores.
En concreto, el presidente de la empresa, Ignacio Bayón, recibió una retribución total de 766.000 euros, un 4% menos que en 2012; mientras que el consejero delegado, Íñigo Aldaz, ingresó 546.000 euros. Por eso, el diputado malagueño quería saber qué instrucciones dan los gestores de la nacionalizada Bankia a sus representantes en las empresas participadas con respecto a las remuneraciones de sus directivos y cuál fue la posición mantenida por los vocales de la entidad financiera en dicha votación.
INFORMACIÓN CONFIDENCIAL
En su respuesta, que recoge Europa Press, el Ejecutivo recuerda que aunque Bankia esté participada "indirectamente" por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), sigue siendo una entidad de derecho privado, sujeta por tanto a la Ley de Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito.
Una normativa que obliga al organismo público a "guardar reserva de las informaciones relativas a los saldos, posiciones, transacciones y demás operaciones de sus clientes" y a "no divulgar ningún dato relativo a las mismas" so pena de sanción.
En cualquier caso, y pese a no revelar por tanto el sentido del voto de los representantes de BFA en Realia sobre los salarios del consejo de administración, el Gobierno sí recuerda que la entidad nacionalizada sólo tenía una participación del 24,953% en la inmobiliaria a finales del año pasado --equivalente a tres consejeros dominicales de los diez que tiene el consejo--, insuficientes para "controlar" las decisiones.
Con respecto al ERE, el Ejecutivo reconoce que los 25 empleados afectados recibieron indemnizaciones por un monto total de 1,53 millones de euros, algo menos que las retribuciones del consejo de administración, si bien justifica este ajuste de plantilla en las "pérdidas continuadas" y las necesidades "organizativas y de producción" derivadas de la "situación del mercado".
De hecho, el Gobierno confía en que la participación de BFA en Realia, perteneciente al 'legacy unit' del Grupo BFA, pueda ser vendida "dentro del plazo marcado" por el Plan de Reestructuración del grupo, si bien no precisa cuál es ese plazo.