Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno incluye la sede de la CNE en Madrid entre los inmuebles que se enajenarán para ahorrar

El Gobierno ha decidido incluir el edificio de la calle Barquillo de Madrid que estaba destinado a albergar la Comisión Nacional de la Energía (CNE) en el programa de enajenación de activos inmobiliarios del Estado, si bien defiende la legalidad de toda la operación de compra del inmueble en el año 2008.
El pasado mes de marzo, el diario 'El Mundo' informó de que la CNE pagó en septiembre de 2008 unos 19 millones de euros por este inmueble, en el que se iban a instalar sus 220 empleados ante el incremento de competencias que esperaban.
Sin embargo, la necesidad de reformar integralmente el edificio para poder utilizarlo y la creación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) --que ha asumido las competencias de la extinta CNE, entre otras-- frustraron estas intenciones, por lo que el 'superregulador' decidió entregar el inmueble a la Dirección General de Patrimonio para evitar el deterioro constante de sus cuentas.
Y es que el valor de mercado actual oscila entre los 5,87 millones si se vende sin reformar y un máximo de 10,85 millones de euros tras acometer una gran obra, muy lejos de los 19 millones de euros que la CNE pagó a la empresa inmobiliaria Taburete hace apenas seis años.
EVITAR QUE VUELVA A SUCEDER
En estas circunstancias, la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, preguntó por escrito al Gobierno si pediría a la Fiscalía que investigara posibles "irregularidades" en la operación de compra por parte de la antigua directiva de la CNE, así como qué medidas articularía para evitar que se repitan situaciones de este tipo.
En su respuesta, que recoge Europa Press, el Ejecutivo confirma que la CNMC decidió que no necesitaba el edificio de la céntrica calle madrileña y solicitó que se incorporara a Patrimonio del Estado. "Al no considerarse previsible la afectación o adscripción del inmueble, ha sido incluido en el Programa para la puesta en valor de los activos inmobiliarios del Estado para su enajenación", añade.
De hecho, actualmente sólo faltaría que los Servicios Técnicos del Ministerio de Hacienda tasaran el edificio para poder ponerlo a la venta. En cualquier caso, el Gobierno subraya en su texto que todo el proceso de venta se hizo "siguiendo todos los trámites legalmente establecidos" en la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas y que se obtuvo informe favorable de la Dirección General del Patrimonio del Estado, por lo que indirectamente el Gobierno reconoce que no llevará el asunto a la Fiscalía.
En junio de 2013 el Ministerio de Hacienda anunció que pondría a la venta unos 15.000 inmuebles propiedad del Estado repartidos por todo el país, incluyendo algunos edificios singulares como el Palacete del Paseo de la Castellana, de Madrid, en el que antes estaba ubicada la antigua sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Ahora también se incluirá en este programa al edificio que iba a ser y no fue sede de la CNE.