Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno remite al Tribunal de Cuentas la cuenta general del Estado de 2013

El Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo por el que se remite al Tribunal de Cuentas la cuenta general del Estado relativa al ejercicio 2013, elaborada por la Intervención General del Estado y según lo establecido en la Ley General Presupuestaria.
La cuenta general del Estado está formada por los documentos relativos a la cuenta del sector público administrativo, la del sector público empresarial y la del sector público fundacional.
La cuenta general del sector público administrativo se ha formado mediante consolidación de las cuentas anuales de las entidades del sector público estatal cuya contabilidad se desarrolla de acuerdo con los principios y normas de contabilidad recogidos en el Plan General de Contabilidad Pública.
En total se han integrado 132 cuentas que también han sido recibas por la Intervención General de la Administración del Estado y no han recibido una opinión desfavorable o han sido denegadas.
Por su parte, la cuenta general del sector público empresarial está formada por la agregación de las cuentas anuales de aquellas entidades del sector público estatal cuya contabilidad se desarrolla de acuerdo con los principios y normas de contabilidad recogidos en el Plan General de Contabilidad de la empresa española.
En este caso, se han integrado 198 cuentas que también han sido recibidas en la Intervención General de la Administración del Estado y no han recibido una opinión desfavorable o han sido denegadas.
Finalmente, la cuenta general del sector público fundacional se ha formado mediante la agregación de las cuentas anuales de aquellas entidades del sector público estatal cuya contabilidad se desarrolla de acuerdo con los principios y normas de contabilidad recogidos en la adaptación del Plan General de Contabilidad a las entidades sin fines lucrativos.
En total, se han integrado 40 cuentas que también fueron recibidas por la Intervención General de la Administración del Estado y que no recibieron una opinión desfavorable en el informe de auditoría ni fueron denegadas.