Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno ahorraría 35 millones en prestaciones por desempleo con una mayor colaboración público-privada

Un incremento del gasto destinado a la colaboración público-privada en la colocación de desempleados, equivalente al 10% del gasto habitualmente realizado en servicios de cliente mediante proveedores, elevaría la colocación de demandantes de empleo en 25.849 personas y ahorraría a la Administración casi 35 millones de euros en concepto de prestaciones por desempleo.
Esta medida, que tendría un coste directo de 108,3 millones de euros, proporcionaría además un aumento de las cotizaciones a la Seguridad Social por valor de 84,2 millones de euros, y permitiría recaudar 200.000 euros más por IRPF y 9,3 millones de euros por IVA, según el informe.
Teniendo en cuenta todos estos efectos, elevar el gasto en la colaboración público-privada en la colocación de personas en paro produciría un impacto positivo de 128,16 millones de euros para la Administración. Descontando el coste de la medida (108,3 millones de euros), el beneficio para la Administración sería de 19,8 millones de euros, con una rentabilidad del 18,7% sobre el coste de la inversión.
Así lo ha puesto de manifiesto Daniel Domínguez, senior manager de PriceWaterhouseCoopers (PwC), durante la presentación del informe 'La colaboración público-privada en el mercado de trabajo', elaborado por esta consultora y por la patronal de agencias de empleo Asempleo.
Por su parte, Miguel Rodríguez-Piñero, senior counsellor de PwC, ha destacado que una mayor colaboración público-privada en España contribuiría de forma importante al empleo. "En el caso español la colaboración se ha producido de forma muy tardía, sólo en el contexto de la crisis, y con mucho retraso en la implantación de las medidas diseñadas", ha subrayado.
Rodríguez-Piñero ha indicado además que el modelo español es "bastante limitado" en sus efectos, está "pobremente financiado" y no llega a todo el territorio nacional. "Los resultados son mucho menores de los que podrían lograrse con una aproximación más ambiciosa", ha añadido.
Desde Asempleo, su presidente, Andreu Cruañas, ha resaltado la necesidad de afrontar el reto del paro en España con la movilización de todos los recursos disponibles. "La colaboración público-privada debe llevarse a cabo sin cuestionar el papel de liderazgo y coordinación de los Servicios Públicos de Empleo, sin plantear una competencia absurda", ha aseverado.