Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno congela las partidas para gastos reservados, que suman 26,8 millones

El Gobierno ha decidido congelar en 2014 la partida destinada para gastos reservados, cifrada en 26,8 millones de euros, sin variar la distribución de los fondos asignados a cada uno de los cuatro Ministerios que los manejan: Presidencia (por tener bajo su control al Centro Nacional de Inteligencia), Defensa, Interior y Asuntos Exteriores.
Los Servicios de Inteligencia, que desde esta legislatura están encuadrados en el Ministerio de la Presidencia que encabeza la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, contarán en 2014 con un total de 19,8 millones de euros para gastos reservados. Esa cantidad consolida el incremento del 11 por ciento que se experimentó el presente año con relación a 2012, que entonces fueron 17,8 millones.
El Ministerio del Interior volverá a contar con 6.374.610 euros, por debajo de los 6,70 millones de euros de los que dispuso anualmente entre 2009 y 2012.
Por su parte, el Ministerio de Defensa dispone de otra partida para gastos reservados en manos de la Secretaría de Estado, que vuelve a cifrarse en 500.000 euros, la misma cuantía que los últimos años. En cualquier caso, este dinero habitualmente no se usa y solía acabar también cedido a los Servicios de Inteligencia, informaron a Europa Press fuentes oficiales.
El reparto de dinero dedicado a gastos reservados para el año que viene se completa con los 186.310 euros destinados al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, exactamente la misma cantidad que se viene reservando en los tres últimos años.
EXPLICACIONES EN SESIÓN SECRETA
A partir de ahora, habrá que fijar una fecha para que, conforme a la legislación vigente, los titulares de los Ministerios que disponen de fondos reservados comparezcan ante el Parlamento para dar cuenta de la utilización de estas partidas.
Dado que se trata de fondos de especial naturaleza, el Gobierno sólo informa en sesión secreta y ante una comisión de la que sólo forman parte un diputado de cada grupo parlamentario elegido por una mayoría cualificada del Pleno del Congreso.
Esta Comisión de Gastos Reservados, la misma que controla las actividades del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que dirige el general Félix Sanz Roldán, ya ha mantenido un par reuniones esta legislatura aunque sin presencia del Grupo Mixto, que no ha logrado que el Pleno autorizara su presencia porque el PP se niega a apoyar la incorporación de un diputado de Esquerra Republicana.