Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno catalán limita la dimensión de las secciones de crédito de las cooperativas agrarias

El Gobierno catalán ha aprobado este martes un decreto para regular el funcionamiento de las secciones de crédito de las cooperativas agrarias con el objetivo de reforzar su solvencia y transparencia, y que para ello limita su tamaño.
Según ha informado la Generalitat en un comunicado, los activos de la sección de crédito no podrán superar en más de seis veces los del resto de la cooperativa a partir de 2019, y la capacidad de obtener pasivo exigible para la cooperativa en relación a sus recursos propios se reduce de 11 a 9 veces a partir de 2017.
Además, el plan económico-financiero de la sección de crédito deberá ser aprobado por la asamblea general de la cooperativa, y no solo por el consejo rector, como hasta ahora.
En caso de incumplimiento reiterado del nuevo reglamento y de no presentar un plan de acción viable, la Generalitat podrá imponer la liquidación ordenada de la sección de crédito de la cooperativa.
El nuevo decreto pretende recuperar la función ordinaria de las secciones de crédito de las cooperativas --actualmente un centenar--, que es la financiación de la actividad productiva de la cooperativa, preservar los intereses de los socios y proteger el modelo cooperativo.