Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco elabora una plan para dar continuidad a Arcelor Zumarraga

Pide la implicación de Arcelor y defiende la participación de trabajadores e instituciones locales en las soluciones
El Gobierno vasco ha elaborado una propuesta para "dar continuidad" a la actividad industrial de Arcelor Zumarraga y el mantenimiento del empleo y defiende que, con las inversiones necesarias, sería "rentable y viable". Asimismo, ha pedido la implicación de Arcelor y que se dé "cabida a la participación" de los trabajadores e instituciones locales en las posibles soluciones.
La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, ha comparecido, junto con el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, tras el consejo de Gobierno para dar a conocer los detalles de la propuesta que el Ejecutivo ha elaborado con motivo de la decisión de Arcelor de cesar parcialmente la actividad en la planta de Zumarraga (Gipuzkoa).
Tapia ha indicado que este plan será contrastado con el comité y las instituciones afectadas antes de remitirse a la dirección de la empresa, cuyo anuncio de proceder al cierre parcial de su planta de Zumrraga y a la recolocación de sus trabajadores es "absolutamente inaceptable como planteamiento inicial".
La consejera ha señalado que han mostrado su "disconformidad" con esta decisión, pero el Gobierno vasco "no se queda en la disconformidad" y quiere "trabajar un poco más allá". En este sentido, cree que, si Arcelor realiza las inversiones necesarias "como lo está haciendo en otras plantas ubicados tanto en el Estado como en otros estados a lo largo de todo el mundo", la empresa de Zumarraga es "rentable y viable".
Tapia ha recordado que, como el Gobierno vasco, la Diputación de Gipuzkoa y los ayuntamientos de la comarca de Urola Garaia, acordaron llevar a cabo una iniciativa conjunta, este martes se han analizado posibles alternativas al cese parcial anunciado y se va a trasladar al comité y al resto de instituciones una primera propuesta elaborada por el Gobierno vasco.
CONTINUIDAD DE LA ACTIVIDAD"
Ese plan tiene dos objetivos y uno de ellos es dar continuidad a la actividad industrial y el mantenimiento del empleo en la comarca del Urola.
La consejera ha señalado que hay condicionantes "externos que, de alguna forma", dificultan la continuidad del sector del acero en su conjunto y están trabajando junto con la UE. En este sentido, tras recordar la labor que están desarrollando ante la UE y ha señalado que la comisarias de Industria, Elzzbieta Biennkowska, y de Comercio, Cecilia Malmström, ha contestado a las cartas "compartiendo nuestra preocupación" y comprometiéndose a "tomar medidas antidumping de la forma más eficaz y rápida posible".
Asimismo, ante la preocupación por el precio de la energía, ha recordado la iniciativa presentada el pasado 2 de marzo ante el Ministerio de Industria, así como al comisario europeo de Energía.
Tapia ha añadido que se ha abierto una consulta europea para saber si se va a declarar o no a China economía de mercado al final de este año y, "de la mano de la siderurgia", están preparando un informe para que se pueda enviar a esa consulta.
No obstante, ha señalado que, al margen de estas gestiones y dentro de sus competencias, van a trabajar para "identificar las carencias" que tiene Arcelor Zumarraga y preparar una "actuación conjunta" de manera que la empresa haga las inversiones necesarias para que sea "viable" la planta y "estratégicamente" se pueda continuar con el empleo en esa comarca.
PARTICIPACIÓN DE TRABAJADORES Y AYUNTAMIENTOS
Asimismo, ha indicado que quieren explorar un escenario en el que se de cabida a la participación tanto de los trabajadores como de las instituciones locales, "lejos del escenario actual en el que la empresa unilateralmente plantea el cierre parcial".
Tapia ha añadido que es "absolutamente imprescindible", en todo caso, la implicación de la empresa para ser capaces de "explorar alternativas" que permitan continuar con la actividad. "Una alternativa que sea asumida, evidentemente, por la empresa sí, pero también por trabajadores e instituciones", ha agregado.
La consejera ha indicado que empezarán a trabajar con el comité y las instituciones locales en esta propuesta, que, según ha destacado, es "abierta" y pretende recoger "más aportaciones" para hacer una "iniciativa conjunta" que se pueda elevar a la empresa.
Tapia, que por una cuestión de "lealtad" no ha querido adelantar detalles de plan hasta presentárselo al comité, ha precisado que esta propuesta puede "llegar a tener una cosa importante" y sería el "acuerdo total de todas las partes implicadas".
"Tenemos la experiencia de otras ocasiones, sabemos cómo se hace y creemos que tenemos el acuerdo de todas las instituciones y partes implicadas para poderlo presentar de una forma unánime y, a partir de ahí, desde luego, nos queda mucho trabajo por hacer". "Vamos a trabajar sin prisa pero sin pausa", ha señalado.
Tapia ha insistido en que la empresa debe estar "implicada" porque, "sin su implicación, es imposible". Según ha explicado, la compañía conoce la intención del Gobierno vasco y conoce las líneas generales de la propuesta pero "no en detalle".