Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno insiste en que la banca debe esforzarse para impulsar la financiación

El Gobierno pide más esfuerzos a los bancos. Vídeo:Informativos Telecincotelecinco.es
El Ejecutivo ha insistido hoy en que las entidades financieras deben hacer un esfuerzo para que la financiación llegue a las empresas y las familias y que se facilite el acceso a las líneas de crédito del ICO y a las moratorias para las cuotas de las hipotecas en un entorno de crisis económica.
El Ejecutivo ha insistido hoy en que las entidades financieras deben hacer un esfuerzo para que la financiación llegue a las empresas y las familias y que se facilite el acceso a las líneas de crédito del ICO y a las moratorias para las cuotas de las hipotecas en un entorno de crisis económica.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que comprende la prudencia con la que operan los bancos en esta crisis, pero les ha vuelto a pedir que hagan "más esfuerzo" y actúen "con la máxima diligencia e interés" para que las líneas de financiación del Gobierno lleguen a pymes y familias.
Su ministro de Industria, Miguel Sebastián, llegó a afirmar hoy que al Ejecutivo "se le está acabando la paciencia con los bancos" y advirtió de que si las empresas y las familias no reciben financiación actuará "en consecuencia".
Estas declaraciones se producen después de que Zapatero y el ministro de Economía, Pedro Solbes, se reuniera el lunes con los presidentes de las principales entidades financieras españolas.
Según explicaron a Efe fuentes bancarias, en la reunión se pidió "un esfuerzo" en la concesión de créditos, si bien se reconoció que en el actual escenario la banca se ha convertido en una "columna" económica muy necesaria para abordar la crisis y se trasladó al Ejecutivo que el descenso en la concesión de crédito está directamente relacionado con el retroceso del consumo.
Zapatero calificó hoy de "positiva" la reunión y señaló que se alcanzó con la banca el "compromiso" de trabajar de forma conjunta para que las líneas de financiación del ICO y las moratorias para las hipotecas funcionen "con carácter inmediato".
"Les he recordado que detrás de nuestro sistema financiero está el Gobierno, está el Estado y, por tanto, que hagan más esfuerzo, con prudencia; pero pueden y creo que harán más esfuerzo, trabajando fundamentalmente con las líneas del Gobierno", agregó.
En su opinión, las declaraciones de Sebastián reflejan "un estado de ánimo" existente en muchas empresas y familias.
En la reunión del lunes, según el presidente, se constató la solvencia y la fortaleza de la banca española, así como el aumento progresivo de la liquidez de la que disponen.
"Ante esta grave crisis, el Gobierno tiene la máxima responsabilidad, pero no la única, para salir cuanto antes" de ella, recordó Zapatero, que aseguro que trasladó a los bancos la "sensibilidad" de muchas empresas con problemas de crédito.
Sebastián también se refirió hoy a la afirmación del presidente de la Asociación Española de Banca, Miguel Martín, de que en España el sistema bancario "no ha hundido" la economía, sino que ha sido la "economía real" la que ha puesto "en riesgo" al sector.
Para el ministro, estas declaraciones se "califican por sí solas", a la vez que recordó que los bancos y cajas tienen "toda la vigilancia del Gobierno" y que "todo el mundo sabe que estamos viviendo una situación excepcional creada por los bancos", que empezó en EEUU.
Además, aseguró que el Gobierno velará porque la banca haga llegar a empresas y familias las líneas previstas por el Instituto Oficial de Crédito para dotarlas de liquidez.
Aseguró que si no cumplen y la financiación no llega, el Ejecutivo "actuará en consecuencia", al tiempo que criticó que las entidades digan ahora que sólo financiarán proyectos solventes cuando hace un año y medio todo eran proyectos "maravillosos" con créditos fáciles.
El presidente del ICO, Aurelio Martínez, dijo que será necesario cambiar las condiciones de las líneas de crédito de este organismo para que los bancos se animen a darlas, porque si no en muchos casos sólo se concederán los préstamos a los "buenos clientes".
Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, abogó por que las entidades financieras pongan "su red capilar" a disposición del ICO, si los bancos y cajas de ahorro siguen sin aportar liquidez a las empresas y familias españolas.