Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco no vería "de justicia" una sanción de la UE de 50 millones y apela a su responsabilidad

El consejero de Hacienda y Finanzas, Ricardo Gatzagaetxebarria, ha considerado que no sería "de justicia" que la Unión Europea impusiera una multa de 50 millones de euros por no haber recuperado a tiempo las ayudas concedidas a través del sistema de 'vacaciones fiscales'. Por ello, ha apelado a su responsabilidad para que actúen con "ponderación, prudencia y justicia".
En declaraciones a ETB, recogidas por Europa Press, se ha referido, de esta manera, a la recomendación de la abogada general del TJUE, Eleanor Sharpston, de que se imponga a España una multa de 50 millones de euros por no haber recuperado a tiempo las ayudas concedidas a empresas a través del sistema de 'vacaciones fiscales' vascas.
Tras recordar que los tribunales tienen que aplicar las normas "en base a la realidad social que afecta al hecho enjuiciado", el consejero ha recordado que se trata de la recuperación de unas ayudas que se consideraba que "no eran procedentes y que se ha tenido que recuperar en un período de tiempo de una enorme recesión".
"Hay que tener en cuenta el contexto socieconómico que viven las instituciones y las empresas. Hacer ese esfuerzo de recuperar todo lo que se había dejado de recaudar y ahora poner una sanción porque ha costado recuperarlo y ha llevado su tiempo no es merecedor de sanción, no sería ni de justicia ni proporcionado agravar el esfuerzo con una segunda sanción que llevara el pago de 50 millones", ha indicado, para añadir que esa cifra es "muy importante para las instituciones del país".
Por todo ello, ha apelado a la responsabilidad de las instituciones de la UE para que actúen con "ponderación, prudencia y justicia para que no haya mayores perjuicios para el conjunto de las instituciones y de la economía vasca".