Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno ve necesario que astilleros Navantia no aspiren a tener "un único cliente" sino a ser "competitivos"

Argüelles afirma que ampliar la flota de barcos de la Armada es "una demanda operativa
El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, ha destacado la necesidad de que los astilleros Navantia no aspiren a tener "un único cliente, que sea el Ministerio de Defensa", sino que "tenemos que facilitar que sean competitivos y puedan mantener como hasta ahora una participación relevante en los mercados internacionales". Para eso, ha subrayado, "es preciso que mantenga al día su capacidad tecnológica y de eficiencia en la producción y el diseño de nuevos buques".
Tras el anuncio hace dos meses del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, de encargar un buque a Navantia, Argüelles ha aplaudido esta decisión porque "estamos llegando a una situación extrema". "El Ministerio de Defensa lleva años solicitando que se amplíe su dotación de buques de patrulla y en este momento el de Hacienda reconoce que las condiciones económicas de España empiezan a ser algo menos graves, contemplando que se produzca la contratación de nuevos buques".
"Celebramos eso como una buena noticia porque es una demanda operativa de la Armada española", ha manifestado el secretario de Estado de Defensa, quien ha participado este martes en la reunión del Club Málaga Valley, que ha abordado los retos tecnológicos en materia de seguridad.
"Navantia forma parte de los sectores industriales de la defensa que consideramos estratégicos", ha afirmado el secretario de Estado, quien ha insistido en que "la capacidad de los astilleros en el ámbito tecnológico y su capacidad de competitividad son esenciales para el Ministerio de Defensa".
Montoro anunció el pasado 19 de febrero en el Congreso que el Gobierno encargaría a Navantia la fabricación de un barco en la Bahía de Cádiz y de Ferrol, mientras se materializaban nuevos pedidos internacionales para los astilleros públicos españoles. Entonces, aseguró que varios ministerios, entre ellos Industria y Defensa, trabajaban en este proyecto y que se concretaría en semanas.
En cuanto a la financiación, precisó que el Ministerio de Hacienda habilitaría los créditos necesarios y que sería el de Industria, a través de su presupuesto y de su capítulo VIII, el que haría posible la materialización de esta iniciativa.