Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba la nueva normativa sobre aplicación de pagos directos a los agricultores

El Consejo de Ministros ha aprobado, mediante un Real Decreto, la modificación del Real Decreto sobre la aplicación en el año 2010 y 2011 de los pagos directos a la agricultura y a la ganadería, para clarificar los objetivos perseguidos por dicha norma, así como realizar una modificación puntual de los importes globales destinados para 2011 en determinadas ayudas.
Concretamente, con el nuevo Real Decreto se modifican para 2011 los importes globales de los límites presupuestarios destinados al pago adicional en el sector lácteo y, consiguientemente, los correspondientes a la ayuda específica de calidad de este sector.
El cambio obedece al compromiso establecido en el marco del "chequeo médico" de la Política Agrícola Común (PAC) y supone un trasvase de fondos, minorando la partida correspondiente a los pagos adicionales al sector lácteo e incrementando en la misma cuantía la partida destinada a la ayuda específica de calidad para este mismo sector.
La dotación financiera total para estas dos medidas en el ámbito de la mejora de la calidad de las producciones lácteas es de 19,8 millones de euros, tanto en 2010 como en 2011, de tal modo que, para 2010, 0,8 millones de euros correspondían al apoyo a los productores de leche cuya producción se ampara bajo denominación de calidad o esquemas de certificación nacionales y los restantes diecinueve millones de euros a los pagos adicionales.
Para 2011, la distribución será de 1,97 millones de euros para el apoyo de productores de leche bajo denominaciones de calidad, y 17,78 millones de euros para los pagos adicionales.
Esta modificación no supone un menoscabo para las expectativas generadas por los solicitantes, por cuanto lo que se modifica no es la cuantía individual que pudiera corresponder a cada beneficiario, sino los montantes globales destinados a estas líneas de apoyo.
El resto de modificaciones aprobadas hoy tienen como objetivo clarificar de cara a los administrados algunos aspectos sobre la solicitud y concesión de las ayudas que pudieran dar lugar a errores de interpretación, tanto por parte de los solicitantes, como de las propias administraciones. Se trata, por tanto, de unificar criterios de concesión de las ayudas y efectuar algunas aclaraciones que la experiencia acumulada en la campaña pasada ha revelado como necesarias.
En este sentido, el nuevo Real Decreto aclara los criterios para la concesión de los pagos de calidad para la producción de carne o leche de ovino y caprino, en lo referente a los casos donde puedan concurrir en una misma explotación varias orientaciones productivas o especies beneficiarias. También se clarifican criterios en la concesión de ayudas por vulnerabilidad en el sector ovino de carne.