Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno presentará medidas en septiembre para apoyar las exportaciones

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha anunciado que el Ejecutivo presentará en el mes de septiembre un paquete de medidas para impulsar las exportaciones, tras el empeoramiento que han experimentado en los últimos meses por la desaceleración de las economías europeas.
En una rueda de prensa para valorar el déficit comercial del primer semestre del año, García-Legaz ha explicado que estas medidas ya estaban contenidas en el plan de impulso económico presentado antes del verano, aunque el Ejecutivo las concretará en el mes de septiembre.
Con estas medidas y teniendo en cuenta los datos que refleja la encuesta de coyuntura de la exportación, el Gobierno espera que las ventas al exterior mejoren en la segunda parte del año, tras haber crecido sólo un 0,5% hasta junio.
El déficit comercial alcanzó los 11.882,4 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone multiplicar por más de dos el del mismo periodo del pasado año (5.824 millones de euros). Esta cifra se debe a que las importaciones aumentaron un 5,3% mientras que las exportaciones crecieron un 0,5%.
Según García-Legaz, las cifras reflejan la desaceleración económica que están sufriendo algunos de los principales socios comerciales de España (como Francia o Alemania), la debilidad de los países emergentes y la fortaleza del euro.
Sin embargo, no implican pérdidas de competitividad, puesto que la competitividad-precio de la economía española sigue mejorando, lo que supone una buena señal de cara al futuro.
A pesar de la moderación de las ventas al exterior, García-Legaz cree que España mantiene un "pulso exportador razonable" puesto que mantener o elevar la exportación en este contexto económico implica ya una evolución positiva y diferente a la de otros países del entorno. De hecho, ha recordado que en junio sólo Alemania superó a España en crecimiento exportador.
Aunque ha admitido que el mantenimiento de la debilidad de los países europeos en los próximos meses afectaría a las exportaciones, ha seguido confiando en que las cifras mejoren en la segunda parte del año, porque el Gobierno potenciará la búsqueda de los mercados que crecen, como el de EE.UU. y algunos países de Asia y África. "Podemos resignarnos o buscar alternativas", ha dicho.
Ha reconocido también que el cierre por parte de Rusia de sus fronteras a los productos perecederos europeos afectará a las cifras de exportación, por lo que se buscarán compensaciones inmediatas para que los productores afectados "no paguen el pato". Aún así, ha resaltado la necesidad de diversificar el mercado para reducir el impacto de estas situaciones.
Pese al empeoramiento de las ventas al exterior, García-Legaz ha considerado "muy positivos" los datos de las empresas que exportan, que hasta mayo crecieron un 1,7%, hasta las 94.485 compañías, mientras que las empresas que exportan regularmente aumentaron un 10,5%, hasta las 41.853 empresas.
Además, ha recordado el efecto de la "fuerte recuperación" de la demanda interna que se está produciendo, que tradicionalmente frena la exportación, al provocar que algunas empresas decidan volcar sus esfuerzos productores en el mercado nacional para asegurar los clientes.
A su parecer, esta situación se subsana produciendo más, por lo que las empresas españolas optan por importar más bienes de equipo y de capital para elevar su capacidad de producción. "Esto es lo que estamos detectando con la subida de las importaciones", ha señalado.
Según el secretario de Estado, siempre se dijo que la demanda externa sería la locomotora de la recuperación durante la crisis y hasta que se fuera consolidando la demanda interna poco a poco para tomar el relevo. "Esto es lo que ha empezado a ocurrir", ha dicho.
SUPERÁVIT EN LA BALANZA POR CUENTA CORRIENTE EN 2014
García-Legaz ha señalado que se trata de una buena noticia que ha permitido acelerar el crecimiento. "La lectura que hay que hacer de la recuperación de la demanda interna es absolutamente positiva", ha insistido, tras asegurar que pone de manifiesto que los empresarios creen en recuperación y que necesitan invertir más.
Además, se ha mostrado convencido de que España está en condiciones de repetir el superávit de la balanza por cuenta corriente del año pasado, ya que hay datos muy positivos en el sector servicios que compensan, en parte, los datos de las exportaciones de mercancías.