Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno dice que una de sus prioridades es mantener los flujos de financiación a la Generalitat

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que una de las misiones tanto del Tesoro español, como de los ministerios de Economía y de Hacienda y Función Pública, es la de garantizar los flujos de financiación de la Generalitat y ha sentenciado que "no se va a producir ningún tipo de impago por parte de dicha Comunidad".
Así lo ha señalado De Guindos en rueda de prensa tras ser preguntado por la decisión tomada esta mañana por parte de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos en la que se insta a la Generalitat a que remita semanalmente una garantía de que no se destinan fondos de las partidas del FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) a la organización del referéndum independentista del 1 de octubre.
En este sentido, el ministro señaló que esta decisión se trata únicamente de una continuación de medidas ya tomadas hace más de año y medio, por lo que la única novedad estriba en reducir los controles a periodicidad semanal.
En el Consejo de Ministros de este viernes, el portavoz del Gobierno, Méndez de Vigo, garantizaba que el Gobierno ha adoptado este acuerdo dada la situación de "riesgo" y de "incertidumbre" que genera que las instituciones catalanas hayan anunciado su voluntad de seguir adelante con su celebración del referéndum, por lo que se busca garantizar que "ni un solo euro público" sea destinado a la financiación del 1-O.
En concreto, De Guindos señalaba más tarde que, de todas formas, la prioridad de los ministerios de Economía, de Hacienda y del Tesoro español, es la de "mantener los flujos de financiación a la Administración regional catalana", a la vez que ha asegurado que "no se va a producir ningún tipo de impago por parte de la Generalitat".
De esta forma, una serie de altos cargos y funcionarios deberán remitir de manera individualizada y semanal certificados que garanticen que no se han iniciado o tramitado expedientes de gastos y pagos que puedan estar destinados directa o indirectamente a actividades vinculadas con el referéndum.
Los responsables obligados a enviar esta información al Gobierno son los interventores de las consejerías, con el soporte certificado de los máximos responsables de los órganos gestores, los responsables económico-financeros de las entidades en las que no existan intervenciones delegadas, el director general de presupuestos y el director general de política financiera, seguros y tesoro.