Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno promueve una política pesquera basada en un estricto cumplimiento de las normas de control

El secretario general de pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Andrés Hermida, ha resaltado que la política pesquera desarrollada por España está basada en un riguroso conocimiento científico del mar y con un cumplimiento estricto de las normas de control europeas e internacionales, con la finalidad de lograr, a largo plazo, el máximo rendimiento sostenible de los recursos.
Hermida ha realizado estas declaraciones durante su intervención en la reunión ministerial, que se ha celebrado en Lisboa, en el que ha destacado el potencial de crecimiento que ofrecen áreas como la pesca y la acuicultura.
En esta línea, el secretario general ha defendido el apoyo al desarrollo de una economía azul, compleja e integradora, que incentive el crecimiento económico y el desarrollo de nuevas actividades ligadas al mar, que favorecerán la creación de empleo plenamente compatible con la gestión sostenible de los mares y océanos.
Unos objetivos que exigen intensificar el conocimiento del mar, impulsar la investigación multidisciplinar y la innovación y potenciar el compromiso compartido por todos los países y los diversos operadores, para reducir la vulnerabilidad del medio marino.
Hermida ha recalcado la necesidad de continuar trabajando en la lucha contra la pesca ilegal no declarada y no reglamentada, como una de las mayores amenazas de la explotación sostenible de los recursos pesqueros y marinos en general, que frena el desarrollo económico de los países emergentes ribereños. Por ello ha apostado por una normativa "rigurosa, efectiva y de ámbito global" para la gestión y conservación de los recursos.
Por ello ha apostado por una política integral de protección de los océanos promoviendo los sectores marinos sostenibles, de la mano de la ciencia, para gestionar adecuadamente sobre la base del conocimiento riguroso.
Por último, Hermida apoyará la Declaración del foro que se adoptará, como un paso importante para promover el conocimiento, la investigación, la innovación y el desarrollo de la economía azul a través de un compromiso compartido de colaboración y cooperación, y de un enfoque coordinado, en el marco de las organizaciones multilaterales especializadas.