Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno rebaja ocho décimas la previsión de crecimiento para este año

El Gobierno ha rebajado su previsión de crecimiento para 2008 en ocho décimas hasta el 2,3 por ciento. El mismo aumento se prevé para el PIB de 2009. Actualmente, la previsión de crecimiento se sitúa en el 3,1 por ciento para el ejercicio actual y del 3 por ciento para el del próximo. Hace tres días, el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, confirmó este recorte.
El Gobierno ha decidido modificar sus previsiones económicas, "dada la sucesión de informaciones adversas" sobre la economía internacional que se vienen produciendo desde el pasado verano. En cualquier caso insiste en que la moderación del crecimiento se centrará en este año y el que viene, para "recuperar con rapidez niveles en el entorno del 3 por ciento" a partir de 2010.

Para el Gobierno, con este nuevo cuadro macroeconómico se garantiza que los objetivos de estabilidad presupuestaria que se fijen para el próximo trienio, "se adecuan a la realidad económica española".

Según las nuevas previsiones del Ejecutivo, el empleo crecerá en 2008 un 1,2 por ciento, un punto menos de lo calculado anteriormente. Además reconoce que la tasa de paro experimentará incrementos este año y el próximo, "para empezar a descender de nuevo a partir de 2010".

Dentro de la demanda nacional, la caída más significativa es la de la inversión, cuyo crecimiento se modera hasta el 1,5 por ciento, frente al 3,1 estimado en diciembre. Mientras, el consumo de los hogares sólo crecerá el 2,2 por ciento, seis décimas menos de lo inicialmente esperado. EPF