Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Google paga una multa récord de 18,3 millones en EEUU por no respetar la privacidad de los usuarios de Safari

Google, la compañía de búsquedas y servicios en Internet, ha aceptado pagar una multa récord de 22,5 millones de dólares (18,3 millones de euros) para dar por cerradas las acusaciones de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC por sus siglas en inglés), que acusaba a Google de engañar a los usuarios del navegador de Apple Safari al no respetar la configuración de privacidad de los usuarios de Safari.
La FTC destaca que esta acuerdo se enmarca en los esfuerzos de la Comisión para garantizar que las compañías respetan las condiciones las promesas de privacidad que les hacen a los clientes y subraya que la multa a Google es la mayor que se ha impuesto jamás por violar una orden de la agencia.
Asimismo, además de la multa económica, este acuerdo también obliga al buscador de Internet a deshabilitar todas las 'cookies' de seguimiento que había prometido no instalar en los ordenadores de los clientes.
Según la FTC, durante varios meses en 2011 y 2012, Google insertó algunas 'cookies' de seguimiento publicitario en los ordenadores de usuarios de Safari que habían visitado páginas webs incluidas en la red de publicidad Google's DoubleClick, pese a que anteriormente había informado a estos usuarios de que esta práctica no se llevaría a cabo de forma automática.
El presidente de la FTC, Jon Leibowitz, destacó que esta multa récord impuesta a Google envía "un claro mensaje" a todas las empresas que están bajo la legislación de privacidad de la agencia.
"No importa lo grande o pequeña que sea, todas las empresas deben cumplir con las órdenes de la FTC y mantener sus promesas de privacidad con los clientes, o terminarán pagando mucho más de lo que les hubiera costado cumplirlas desde el principio", agregó.