Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern anuncia que los Presupuestos no subirán el IRPF y niega fisuras sobre el tema

Junqueras se abrió a subir este impuesto y Munté defiende que la prioridad es "rebajar" la presión fiscal
La portavoz del Govern, Neus Munté, ha anunciado este martes que los Prespuestos de 2016 y la ley de acompañamiento no incluirán un incremento del IRPF, pese a que el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, afirmó que estaba dispuesto a estudiar un incremento de este impuesto para las rentas más altas.
En la rueda de prensa posterior al Consell Excutiu, ha negado que haya fisuras en el Govern sobre este tema, por lo que no se ha abordado en la reunión de este martes: "No lo hemos hablado porque no hay ningún descuerdo sobre el tema", ha zanjado.
"No hay ninguna propuesta de incremento de los tramos más altos del IRPF y trabajaremos para reducir los más bajos", ha sentenciado Munté, que no ha precisado si la rebaja de los bajos entrará en el presupuesto de este año o se dejará para cuentas posteriores.
El origen de la polémica se sitúa la semana pasada: Junqueras afirmó que estaba abierto a estudiar este incremento, y la propia Munté replicó un día más tarde que la prioridad del Govern era rebajar el IRPF a las rentas bajas y medias y no subirlo a las altas.
La polémica se alimentó el fin de semana con el dirigente de CDC Francesc Homs rechazando una subida de impuestos, y ha continuado este martes con el secretario de Economía del Govern, Pere Aragonès, insistiendo en defender cambios impositivos.
Munté no ve fisuras en estas declaraciones y contradeclaraciones: considera que es compatible que Junqueras hable de estudiar un incremento del IRPF, y que ella recuerde que el programa del Govern es "rebajar la presión fiscal" a las rentas bajas y medias.
"El vicepresidente dijo 'estudiar' como hacemos siempre en cualquier ámbito. Yo me limité a recordar que la rebaja de la presión fiscal está en el programa de JxSí", ha concluido Munté, que no ve contradicciones en las palabras de unos y de otros.
Lo que está claro, según las palabras de la portavoz del Ejecutivo catalán, es que las cuentas de 2016 no incluirán incrementos en el IRPF y que el Govern estudia introducir rebajas, aunque no precisa cuando se concretarán estas rebajas.
"COHESIÓN" EN EL GOVERN
Se da circunstancia que Junqueras y Aragonès son de ERC, mientras que Munté y Homs son de CDC, pero la portavoz ha insistido en que la "cohesión" del Govern no está en entredicho ni por este tema, ni porque ERC haya rechazado la propuesta de CDC de formar una candidatura de unidad soberanista a las elecciones del 26J.
La portavoz ha recordado que en el pleno monográfico sobre la pobreza se aprobó una resolución que emplazaba al Govern a "estudiar la aplicación de nuevas medidas fiscales", pero ha matizado que ahora mismo esto no está encima de la mesa.
También ha recordado que en el pasado el Govern ha aprobado la creación de impuestos para dotarse de más ingresos para políticas sociales, y en varias ocasiones estos impuestos han sido recurridos por el Gobierno central ante el Tribunal Constitucional --como el impuesto sobre depósitos o sobre pisos vacíos, entre otros--.
PRESUPUESTOS EN MAYO
La portavoz ha insistido en que los Presupuestos están en la "cocina" y que la previsión es llevarlos al Parlament a finales de mayo o principios de junio; también ha recordado que la CUP es el socio prioritario para aprobarlos, pero que no se cierran la puerta a otras posibilidades.
Munté ha alegado que el problema en Cataluña no es tanto si subir o bajar ciertas figuras impositivas, sino en que es una comunidad "infrafinanciada" por culpa de un sistema de financiación de la autonomías que la Generalitat no comparte y con el que muy crítica.