Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grupo Gallardo firma acuerdo de refinanciación con banca acreedora y KKR que supone "garantizar" su viabilidad

El Grupo Alfonso Gallardo ha firmado este martes un acuerdo de refinanciación con la banca acreedora mayoritaria y la firma de capital riesgo Kohlberg Kravis Roberts (KKR) mediante su fondo líder en situaciones especiales que supone "garantizar la viabilidad" de dicho grupo.
El grupo extremeño se desprende de dos de sus activos no siderúrgicos, Cementos Balboa, en Alconera (Badajoz), y Papresa, en Rentería (Guipúzcoa), y reduce su deuda en alrededor de 500 millones de euros, quedando un crédito preferente de 123 millones a pagar en seis años y una deuda subordinada, incluida la provisión de liquidez aportada por los bancos, de entorno a 200 millones a amortizar entre siete y diez años.
El acuerdo, según ha informado el Grupo Gallardo en nota de prensa, supone "garantizar la viabilidad" de dicho grupo y le permite centrarse en su actividad principal, el sector siderometalúrgico, del que es "uno de los principales grupos industriales de España", con plantas repartidas por Madrid, País Vasco, Asturias y Extremadura, y con una "importante presencia" en los mercados europeos e internacional.
Mediante el acuerdo, KKR aporta capital paciente al grupo, que, además de una inyección de recursos financieros, le dota de una estructura financiera estable que "garantiza" la actividad del Grupo Gallardo "a largo plazo".
Los acreedores no financieros y el resto de la banca acreedora deberán sumarse a este acuerdo, que está sujeto a las condiciones habituales de este tipo de contratos, según ha indicado el grupo industrial extremeño.
En el marco del acuerdo, KKR se asocia con la banca acreedora mayoritaria para refinanciar la deuda del Grupo Gallardo así como para adquirir los negocios de cemento y papel de dicho grupo y cofinanciar su deuda.
"Esta solución conjunta dota a las empresas involucradas en la operación de una estructura financiera estable y supone una mejora de su situación y una garantía de continuidad para las mismas", ha indicado el Grupo Gallardo en la nota de prensa.
Con la firma de este acuerdo se cierra el proceso de reestructuración que inició el Grupo Gallardo en el año 2012 para "centrarse en el sector del acero, reforzar su posición financiera y refinanciar una deuda que superaba los 1.500 millones de euros".
"La refinanciación nos da un mayor nivel de confianza y solidez para afrontar la actual coyuntura económica y nos permite potenciar las actividades de mayor valor añadido dentro del ámbito siderúrgico", según ha indicado el consejero del Grupo Gallardo, Francisco Javier Sánchez.