Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos asegura un mayor crecimiento del PIB y que el paro bajará del 25 % en 2014

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado este lunes que el PIB creció un 0,3% durante el cuarto trimestre de 2013, con lo que se confirma que el país está ya "ante una recuperación, aún frágil pero que es, por fin, recuperación". En esta línea optimista, De Guindos también ha anunciado que el Gobierno mejorará las previsiones de empleo contenidas en el último cuadro macroeconómico y rebajará la tasa del paro desde el 25,9 % previsto inicialmente al entorno del 25 % o "ligeramente por debajo".

Durante su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso, en sesión extraordinaria, el titular de Economía ha recordado que ya hace unos meses que los indicadores macroeconómicos apuntaban a un cambio de tendencia. "Entonces era una previsión. Hoy es una realidad", ha apostillado.
Así, según los servicios del Ministerio de Economía, el crecimiento intertrimestral del PIB entre octubre y diciembre del pasado año alcanzará el 0,3%, un dato "mejor" que el del tercer trimestre, cuando la economía salió de la recesión y mejoró un 0,1%.
"En el tercer trimestre de 2013 la economía española dejó atrás la recesión. Hoy nos encontramos ante una recuperación, aún frágil, pero que es por fin recuperación. La mayoría de los indicadores de coyuntura que vamos conociendo señalan que la recuperación se va reforzando y permiten anticipar que el dato del PIB del cuatro trimestre será mejor que el del tercer trimestre", ha añadido el ministro.
De la misma forma, Guindos ha señalado que el empleo empezó a mostrar síntomas de "estabilización y ligera mejoría" a lo largo del año pasado, lo que permitió cerrar el ejercicio con menos parados de lo previsto inicialmente en términos de la Encuesta de Población Activa (EPA), algo que no ha ocurrido desde el inicio de la crisis.
El entorno más favorable del mercado de trabajo, tal y como ha explicado el ministro, se prolongará a lo largo de 2014, lo que permite anticipar que la creación neta de empleo se producirá ya en la primera mitad del ejercicio, tanto en términos en EPA como en Contabilidad Nacional.
Guindos ha considerado un "hecho fundamental" esta creación de empleo, puesto que pone de manifiesto que con tasas de crecimiento del 1% es posible crear puestos de trabajo de forma sostenida, un hecho "inédito" en la historia reciente de España que no habría sido posible sin la reforma laboral.
El titular de la cartera de Economía ha asegurado que esta mejora del entorno laboral llevará al Gobierno a mejorar las previsiones de empleo contenidas en el último cuadro macroeconómico y a rebajar la tasa del paro desde el 25,9% previsto inicialmente al entorno del 25% o "ligeramente por debajo".
De la misma forma, se mejorarán las cifras de creación de empleo en términos de Contabilidad Nacional, que pasarán a terreno positivo frente a la tasa del -0,2% prevista inicialmente, mientras que la ocupación en términos EPA será el doble de lo estimado inicialmente.
Guindos se ha referido también a la mejora de otros indicadores además del PIB y el empleo, como la consolidación de las cuentas públicas, que ha permitido generar más confianza en la economía española, aunque se haya hecho de forma "gradual y equilibrada" para que sea sostenible con el crecimiento.
Corrección de desequilibrios
De la misma forma, ha resaltado la "fuerte moderación" de los precios, que ha favorecido el consumo privado y el aumento de la competitividad; la corrección del endeudamiento privado, que ha pasado del entorno del 230% del año 2010 al entorno del 200%; la corrección del déficit exterior; y el importante ajuste de los precios de la vivienda, que han caído de media un 30% desde su nivel más alto y que, en algunos segmentos, "puede haber tocado fondo".
Igualmente, ha resaltado la ganancia de competitividad que ha supuesto la moderación de los costes laborales unitarios, que además se ha producido de forma estructural, así como la recuperación del sector exterior, que seguirá siendo el motor del crecimiento de la economía española, aunque la demanda interna se irá consolidando de forma progresiva. De hecho, Guindos ha dicho que las exportaciones crecerán un 6% este año en términos reales, prácticamente como en 2013.
"Nos encontramos ante otra dinámica", ha dicho el ministro, tras asegurar que por primera vez desde el inicio de la crisis el país se encuentra en un "escenario totalmente distinto" en el que va "de menos a más".
La deuda de 2013, será menor
En este sentido, ha asegurado que la economía se percibe de otra manera, tal y como prueba la recuperación de la confianza de los inversores internacionales en el sector financiero y en la economía real, con el regreso de los flujos de inversión extranjera --con una inversión en deuda de 26.000 millones sólo en noviembre-- o el hecho de que el Tesoro haya reducido su coste de emisión en 2013.
De hecho, ha recordado que la moderación de costes ha permitido un ahorro de 8.800 millones sobre la cantidad presupuestada para financiar el pago de intereses y que el organismo ha sido capaz de reabrir instrumentos y plazos cerrados por la crisis de deuda soberana. A su parecer, el Tesoro ha cumplido "satisfactoriamente" su estrategia en 2013, lo que permitirá cerrar el año con una ratio deuda-PIB inferior a la prevista inicialmente (94,3%).
En este contexto, tal y como ha recordado el ministro, las principales agencias de calificación crediticia han mejorado sus perspectivas sobre la economía española y la prima de riesgo ha regresado a niveles no vistos desde el año 2011.
Bases económicas "totalmente distintas"
Todos estos factores, según Guindos, sitúan a España ante una recuperación con unas bases "totalmente distintas" a las que tenía en el pasado, aunque será "clave" continuar con las reformas para poder volver a los niveles de renta y empleo previos a la crisis.
A su parecer, la economía española ha hecho un ajuste de sus desequilibrios "sin parangón", que genera credibilidad y confianza y demuestra que el país es capaz de superar sus obstáculos y que, "hoy por hoy", seguramente lo peor del ajuste ha quedado atrás.
Según de Guindos, ahora las variables económicas van en la dirección "correcta" y España está en un escenario "totalmente distinto" gracias al esfuerzo de la sociedad española y a las políticas que ha puesto en marcha el Gobierno, aunque quede camino por hacer. "Hay que perseverar en la corrección de desequilibrios", ha dicho, tras asegurar que el principal reto sigue siendo la tasa de paro, que aún es "inaceptable".