Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos cree que el problema de la UE es el crecimiento pero no es "alarmista" por la evolución de mercados

El ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos, ha asegurado este jueves que el problema de Europa es el crecimiento económico aunque ha subrayado que los últimos comportamientos de los mercados financieros tienen su origen en una desaceleración global y no en cuestiones específicas de la zona euro.
"En Europa el problema es que crece al 1,5% y hemos tenidos muchos vientos de cola", ha expresado a los medios su entrada al encuentro de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo). "En última instancia es un problema de crecimiento económico y ahí España lleva la delantera con respecto a sus socios europeos", ha opinado.
No obstante, el titular de Economía ha manifestado que "tampoco exageraría" y que no va a ser "alarmista", a la vez que ha defendido que la reciente evolución "muy negativa" en los mercados de valores tiene su origen en cuestiones que "vienen de fuera", como la desaceleración de las economías emergentes.
En cualquier caso, De Guindos ha señalado que el actual no es un contexto de "recesión mundial" sino una desaceleración "seguramente más profunda" de lo esperado. "Lo que tenemos que hacer es aplicar reformas para que eso se revierta", ha argumentado.
El responsable en funciones de la cartera económica ha resaltado, no obstante, que no hay motivos "específicos" de la zona euro y ha afirmado que el comportamiento de las bolsas europeas se debe a un ambiente global "que es más complicado que el de hace cinco o seis meses".
En la misma línea, De Guindos ha subrayado que ya en verano del año pasado surgieron incertidumbres y volatilidades en los mercados financieros, pero el problema es que esta desaceleración es "más intensa" de lo que se esperaba hace unos meses.
En su opinión, esto pone de manifiesto que la política monetaria "es reducida" y que "hay que mantener durante mucho más tiempo las medidas extraordinarias porque las circunstancias no mejoran". "Esto golpea al sector financiero por dos razones. Por que los tipos de interés cero no son lo ideal y porque existe desaceleración económica", ha explicado el ministro.
En relación a la posición de España ante este escenario económico, De Guindos ha reivindicado que la economía española "ha entrado con mucha fuerza" en 2016 y ha recordado que se han llevado las reformas necesarias.
Sobre esto, el ministro ha apuntado que la incertidumbre política "no ha tenido ningún tipo de impacto ni sobre indicadores de mercados financieros ni en los indicadores reales de actividad", aunque ha reconocido que "la ausencia de Gobierno es un factor que no ayuda".