Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos avanza un ahorro adicional de 1.500 millones en intereses de deuda este año

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha avanzado que el Tesoro Público logrará este año un ahorro en intereses de la deuda de 1.500 millones de euros adicionales a los 2.000 millones que ya se incluían en presupuestos. De esta forma, esta partida de gasto se situará finalmente en unos 32.000 millones de euros.
En declaraciones a los medios durante su visita a Vigo, Guindos ha realizado esta previsión tras celebrar que el Tesoro ha vuelto a emitir este martes letras a 3 y 9 meses con tipos de interés negativos. "Otra vez nos pagan por prestar dinero", ha dicho.
El ministro de Economía en funciones ha señalado que ello es el resultado de la mejora de la confianza y la credibilidad de España, que ha llevado a una rebaja de los costes de financiación de la deuda y de este modo a una mayor sostenibilidad de las cuentas públicas.
Según Guindos, "esto se debe mantener a futuro", ya que, aunque la recesión ha quedado atrás, la crisis aún no ha terminado. "Cuando estemos por encima de los 20 millones de ocupados estaremos fuera de la crisis", ha precisado.
Dicho de otro modo, el ahorro en la partida de intereses de la deuda hace "mucho más viable el Estado del Bienestar y es un ejemplo claro de lo que podría ocurrir si se revirtiese" la confianza en España. "Llevaría a menos dinero para hacer frente a los pagos de pensiones, sanidad o educación", indicó.
EL FRACASO DEL 'BREXIT', UNA FORMA DE APAGAR LOS POPULISMOS.
En referencia al referéndum sobre el 'Brexit' que tendrá lugar en el Reino Unido este jueves, 23 de junio, Guindos ha señalado que es "un elemento de volatilidad" y que "lo mejor para todos" sería que fracasase la postura separatista.
Entre otras cosas, ha justificado esta postura porque, a su juicio, serviría para "batir a los populismos", que son "el mayor enemigo de las reformas económicas".