Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos asegura que la deuda pública bajará en los próximos años

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha celebrado la caída del peso de la deuda pública en la economía que se ha producido en el año 2015, y se ha mostrado convencido de que este parámetro seguirá bajando en los próximos años.
En declaraciones a los medios, Guindos ha explicado que los datos de deuda publicados este miércoles por el Banco de España ponen de manifiesto que el peso de la deuda en la economía se ha reducido por primera vez desde el inicio de la crisis en 2008.
Así, aunque la deuda ha aumentado en 36.139 millones, la ratio de la deuda sobre el PIB se ha situado en el entorno del 99%, tres décimas por debajo de la ratio registrada a cierre de 2014.
Esto, según el ministro, se debe a la propia reducción del déficit público y al crecimiento económico, que hace que el PIB que se utiliza para calcular la ratio haya crecido respecto a 2014.
Según Guindos, se trata de un dato "especialmente positivo" por el cambio de tendencia que implica, y porque marca el camino a seguir en los próximos meses, que pasa por continuar con los esfuerzos de consolidación fiscal y mantener el crecimiento.
Además, se ha mostrado convencido de que los mercados de capitales van a valorar este "quiebro" en la tendencia de la deuda de forma positiva, puesto que tabiém se ha quedado por debajo del último objetivo oficial fijado por el Gobierno (99,7%).
Según Economía, aunque el volumen total de deuda creció un 3,5% respecto a 2014, se ha registrado un perfil "a la baja" en el ritmo de crecimiento. Así, frente a un crecimiento del 7% a finales de 2014, la evolución en el ritmo de crecimiento durante todo 2015 ha ido "en descenso".
Por administraciones, el Estado incrementó su deuda en 46.721 millones el año pasado, la mitad que un año antes, mientras que comunidades elevaron su deuda en 23.806 millones, ligeramente por encima de 2014. Por su parte, las corporaciones locales la redujeron en 3.080 millones.