Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos insiste en que es posible dejar el déficit por debajo del 3% en 2016

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha insistido en que es posible dejar el déficit por debajo del 3% en el año 2016, tal y como figura en el programa de estabilidad y a pesar del desvío que experimentarán este año las comunidades autónomas y la Seguridad Social.
Así lo ha señalado Guindos en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, donde ha asegurado que este desvío se compensará, en parte, con la situación del Estado y de los Ayuntamientos, que han evolucionado mejor de lo esperado inicialmente.
Además, la economía se ha mantenido fuerte en el cuarto trimestre, con un crecimiento del PIB "prácticamente idéntico" al del tercero, tal y como ha dicho el Banco de España, lo que ayudará a que el déficit público se acerque al objetivo del 4,2% pactado con Bruselas para 2015 y al 2,8% fijado para 2016.
Según Guindos, la evolución de los ingresos y los gastos va a generar confianza en el cumplimiento de estos objetivos, por lo que la relajación de los mismos que defiende el PSOE no debería ser uno de los elementos fundamentales de la política económica de la próxima legislatura, aunque tampoco sería "nada extraordinario" porque ya se ha hecho antes.
Preguntado por la debilidad recaudatoria de la Seguridad Social y su posible vinculación al bajo nivel de salarios, Guindos ha asegurado que el problema a corto plazo de este sistema es el empleo, puesto que hay muchos menos afiliados que en el pasado, lo que reduce los ingresos.
A su parecer, con dos millones de afiliados más las cuentas de la Seguridad Social estarían en una situación "completamente diferente" y se podría recuperar el nivel de renta y de empleo que había antes de la crisis. "Y ese es el objetivo fundamental", ha subrayado, tras asegurar que lo que garantiza el futuro de la Seguridad Social es el empleo.
Sobre los salarios, se ha mostrado convencido de que se verán "incrementos más positivos en relación a la inflación" en el futuro, aunque hay que tener en cuenta que la desconfianza de las empresas "es enorme" tras la crisis económica. Según Guindos, si se mantiene el
crecimiento en los próximos años, la calidad del empleo y los salarios irán al alza.
COMPLETAR LA REFORMA LABORAL
En cualquier caso, ha considerado necesario "completar" la reforma laboral con políticas activas de empleo porque el paro sigue por encima del 20% y porque dos tercios de los parados son de larga duración y tienen poca capacidad para recolocarse, por lo que hay que hacer un esfuerzo en políticas de formación y en educación.
En cambio, ha vuelto a rechazar el contrato único que propone Ciudadanos al asegurar que los empresarios prefieren contar con varios contratos para poder ajustarse a las circunstancias. Sin embargo, ha reconocido que el contrato temporal tiene un peso "excesivo" en el mercado laboral español, y se ha mostrado partidario de hacer propuestas para que el indefinido sea más atractivo para las empresas.