Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos reivindica la confianza de los inversores en España al pagar por prestarle dinero

Anticipa un aumento de la volatilidad parecida a la sufrida en enero ante el Brexit y ante los "límites" de la política monetaria
El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha reivindicado la confianza de los inversores en España, que crece por encima del 3%, con una tasa de inflación negativa y a la que pagan por prestarle dinero. Por ello, ha instado a no perder esta confianza de los mercados más aún en un momento de "nerviosismo" por el Brexit, la desaceleración económica mundial y la limitación de la política monetaria.
"A España le están pagando por prestarle dinero. Es una señal fundamental de confianza. Eso no se puede perder", ha afirmado Guindos en declaraciones a los medios antes de participar en un debate entre los responsables económicos de los cuatro principales partidos con motivo de los cursos de verano que organiza BBVA, la APIE y la UIMP.
Para el ministro, la única forma de afrontar el incremento de la volatilidad de los mercados y los movimientos de aversión al riesgo pasa por que te perciban como un país "seguro y fiable", que además realiza reformas económica.
Guindos ha advertido de que en los próximos días llegará un movimiento de incremento de la aversión al riesgo, con una volatilidad parecida a la sufrida el pasado mes de enero y en agosto de 2015. "La economía española crece con fundamento", ha enfatizado, para después apelar a la reducción del déficit público.
En este contexto internacional en el que existe "nerviosismo", el ministro ha recordado que influye el Brexit y el aumento de la opinión favorable a la salida del Reino Unido de la UE, si bien ha considerado que existen también "dudas" sobre la capacidad de la política monetaria para afrontar la desaceleración mundial.
"Se empiezan a percibir que los límites de la política monetaria son claros. Cada vez es más difícil que la política monetaria surta sus efectos", ha explicado, para después recordar que los tipos de interés se encuentran en terreno negativo y se han impulsado medidas extraordinarias.