Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gullón invertirá 50 millones en los próximos tres años y prevé cerrar 2015 con ventas récord de 300 millones

Galletas Gullón invertirá 50 millones de euros en los próximos tres años para aumentar las líneas de fabricación de la planta industrial Vida, según ha informado la compañía en un comunicado.
En concreto, la firma ha invertido en esta planta ya un total de 84 millones de euros. Vida, que fue inaugurada oficialmente la pasada primavera, es una pieza clave en el proyecto de expansión internacional de la empresa palentina.
A las tres líneas que ya tiene en funcionamiento, Gullón tiene previsto sumar otras cinco en los próximos tres años, que se encuentran en proceso de compra y que se instalarán y estarán en funcionamiento en el plazo previsto de inversión.
El director general de Galletas Gullón, Juan Miguel Martínez Gabaldón, ha explicado que este anuncio supone "mantener la política de reinversión de los beneficios que siempre ha caracterizado a la empresa". "Implica también continuar con la inversión ya desarrollada en Vida y es una garantía de estabilidad, riqueza y empleo para nuestra comarca", ha señalado.
Gullón prevé unas ventas que superen los 300 millones de euros a cierre de 2015, lo que supondría un nuevo récord histórico. Además, la galletera encadena tres décadas incrementando la facturación a un ritmo medio del 10% anual.
La galletera apuesta por la exportación como uno de los ejes en los que gira la actividad de la compañía, ya que está presente en más de 110 países y con unas ventas de más de 100 millones de euros en mercados internacionales, lo que supone el 35% de la facturación.
Asentada sobre una superficie de 60.000 metros cuadrados, Vida ha llevado a cabo en los últimos meses una notable ampliación de su capacidad del almacenaje con el fin de mejorar el manejo de stocks y mantener el nivel de calidad en la distribución del producto a los clientes. El objetivo es triplicar la actual capacidad de almacenaje de palés que en este momento es de 19.000 metros cuadrados.
El almacén tendrá zonas climatizadas con medición de temperatura y humedad controlada, perfectamente adaptadas para el almacenaje de productos con chocolate o crema. Se prevé que esté terminado, a nivel de obra civil y estructura, en octubre de este año, para que en enero de 2017 entre en funcionamiento.
La plantilla de Gullón ronda en la actualidad los 1.250 trabajadores y estima seguir creciendo en 2016 y los próximos años al tiempo que se incremente la capacidad de producción de la planta.