Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HSBC mejora sus previsiones para España

BilletesReuters

El banco HSBC ha decidido mejorar en cuatro y una décimas sus previsiones de crecimiento para España en 2014 y 2015, respectivamente, aunque sigue mostrando una visión más pesimista que el consenso respecto a la economía española que sólo crecerá un 1,1% este año y un 1,2% el próximo.

Las nuevas previsiones sobre España recogidas en su informe sobre la economía europea correspondiente al cuarto trimestre, que prevén además un crecimiento del 1,5% en 2016, son más negativas que las del Gobierno (1,3% en 2014 y un 2% en 2015) o incluso las del FMI (1,3% y 1,7%, respectivamente) publicadas esta semana.
Los analistas de la entidad destacan que el aumento del PIB en seis décimas registrado en el segundo trimestre refleja un crecimiento más generalizado que en el primero, cuando se vio impulsado sólo por un mayor gasto público.
En concreto, HSBC subraya el "fuerte" aumento del consumo doméstico apoyado por el menor desempleo, el fin del largo ajuste salarial y el impulso de los ingresos reales por la deflación. Sin embargo, la tasa de ahorro de los hogares se ha reducido a niveles previos a la crisis, lo que complica que se mantenga el actual impulso a menos que suban los salarios "significativamente", algo "improbable" en el corto plazo.
Al mismo tiempo, las importaciones han aumentado con fuerza en línea con el repunte del consumo, mientras que las exportaciones se han frenado por la debilidad de la eurozona, generando de nuevo un déficit por cuenta corriente y una peor posición neta de inversión internacional.
En este sentido, añade que, aunque el final del ajuste fiscal está más cerca en España, otras economías como Italia se están embarcando en procesos de consolidación, lo que, sumado a los riesgos geopolíticos, hace prever que no se produzca un fuerte repunte de las exportaciones.
"En su ausencia, seguimos siendo escépticos en torno a la capacidad de España de mantener las recientes tasas de crecimiento, a menos que se financie con un mayor endeudamiento exterior", recalca la entidad, que advierte de que éste podría llegar a un cifra "preocupante".
HSBC añade que la ralentización de la economía debería detener el deterioro de la balanza por cuenta corriente, mientras que una mayor inversión y las mejoras en el mercado laboral creen las bases para un crecimiento más sostenible.
INCUMPLIR OBJETIVOS DE DÉFICIT
Por otro lado, sus previsiones auguran que España no cumplirá los objetivos propuestos a Bruselas de reducir el déficit al 5,5% este año y al 4,2% en 2015, ya que se quedará en el 5,9% en 2014 para descender luego sólo dos décimas en 2015, al 5,7%.
A este respecto, subraya que aunque consiga cumplir los objetivos de déficit de este año gracias a la mejora del crecimiento, algo que insiste no está garantizado, no cree que lo logre el año que viene, debido a las rebajas de impuestos anunciadas para 2015 y a las elecciones que tendrán lugar el año que viene y que hacen improbables nuevos ajustes.
Por otro lado, HSBC ha vuelto a mejorar considerablemente sus previsiones de desempleo para España, ya que cerrará 2014 en el 24,7%, frente a su anterior estimación del 25,1%, para bajar en 2015 hasta el 23,7%, en comparación con el 24,6% esperado en su informe de junio.