Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda será más ambiciosa en la rebaja del IRPF por la mejora de la recaudación

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel FerreEfe

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha asegurado que la mejora de la recaudación en los últimos meses y de la situación económica permite al Gobierno ser "más ambicioso" en la rebaja del IRPF que propondrá en el marco de la reforma fiscal.

Así lo ha señalado Ferre durante su participación en unas jornadas sobre la reforma fiscal organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y PwC, en las que ha avanzado que la recaudación ha crecido por encima del 5% en el primer trimestre del año.
En concreto, se ha registrado un comportamiento más positivo de las retenciones del trabajo y en el IVA, lo que demuestra que se compra y se vende más que antes y que la masa salarial se mantiene o incluso se incrementa.
"Con esta mejora de la recaudación el Gobierno puede ser más ambicioso en la rebaja del IRPF", ha señalado el secretario de Estado, tras explicar que la mejora de la situación económica global permitirá tomar este tipo de decisiones sin tener que elevar otras figuras.
En declaraciones a los medios tras su intervención, Ferre ha concretado que el Gobierno pretende ir "al máximo" en la rebaja del IRPF sin poner en entredicho la consolidación fiscal. Aún no han cuantificado esa rebaja, pero será para todos y lo notarán más las clases medias y bajas.
Tal y como ha señalado el secretario de Estado, el objetivo será intentar devolver el máximo poder adquisitivo a este colectivo que ha hecho muchos esfuerzos y sacrificios en los dos últimos años.
En el caso del IVA, según Ferre, el Gobierno no va a plantear una reclasificación de productos como propone el comité de expertos presidido por Manuel Lagares, ya que no sería "oportuno" afectar al consumo en este momento de inicio de recuperación económica.
En cualquier caso, Ferre ha considerado "muy valiosa" la propuesta de los expertos y ha asegurado que la reforma del Gobierno se conocerá a finales de mayo o principios de junio, cuando comience su tramitación parlamentaria.
Para elaborar su propuesta, el Ejecutivo tendrá en cuenta dos premisas: la situación de los ingresos tributarios y la idea de que la reforma sea una herramienta económica capaz de generar crecimiento y empleo. En concreto, el cambio debería favorecer la demanda interna y el consumo.
La reforma se planteará de forma escalonada, pero la rebaja del IRPF se hará ya para el año 2015 porque puede tener un efecto dinamizador en la economía, ya que favorecerá, sobre todo, a las clases medias, que son las que más consumen.
BAJAR EL DÉFICIT AL 1% EN 2017
En cualquier caso, la reforma no debe afectar al objetivo de consolidación fiscal, con el que el Gobierno pretende rebajar el déficit público a un nivel más próximo al 1% en el año 2017.
En este sentido, Ferre ha celebrado el descenso del saldo negativo en el año 2013 --hasta el 6,62%-- y ha insistido en que la revisión del PIB que hará el Instituto Nacional de Estadística (INE) permitirá que la cifra se ajuste al objetivo pactado con Bruselas (6,5%).
A su parecer, la desviación de 2013 es "ligerísima" y lo importante es el esfuerzo colectivo que han hecho todas las administraciones y la mejora de credibilidad de España, que ha demostrado ser un país capaz de controlar sus cuentas.
Pese al repunte de gastos ineludibles que ha provocado la crisis, como los intereses de la deuda y las prestaciones sociales, Ferre se ha mostrado convencido de que estas partidas se irán moderando con la recuperación económica y se ha congratulado de los resultados de déficit de 2013.