Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda dice que "si se da un excedente de recaudación" se podrán tomar "decisiones de rebajas de impuestos"

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha afirmado que "si se da un excedente de recaudación" se podrán tomar "decisiones de rebajas de impuestos", aunque ha apuntado que esto también dependerá del ritmo de la recuperación económica.
"Si se da, como el año pasado, un excedente de recaudación, se podrán tomar decisiones de rebajas de impuestos, como ya hemos hecho en 2015 y 2016", ha indicado el secretario de Estado en funciones, que ha explicado que el objetivo de presión fiscal debe representar en España en torno a un 38% o 38,5% del PIB.
"Por tanto, esto dependerá de cómo vaya, lógicamente, la senda de consolidación del déficit y cómo va a ir la propia recuperación, el comportamiento de la actividad económica", ha añadido en declaraciones previas a la inauguración de una jornada sobre el futuro del IVA organizada por la CEOE.
Según ha afirmado, "por supuesto que es posible" tomar ese tipo de decisiones si estas circunstancias "se producen en términos positivos, como ya se están produciendo gracias a las reformas estructurales que ahora mismo están en vigor".
LA CAÍDA EN EL IMPUESTO DE SOCIEDADES ES "TRANSITORIA".
Preguntado sobre la caída del primer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades, que se rebajó un 48,7% hasta abril, hasta 1.077 millones de euros, Ferre ha defendido que se trata de un efecto "transitorio" y que tiene que ver con "una serie de elementos que no se van a repetir en otros pagos fraccionados".
Según el secretario de Estado, el año pasado se produjo una privatización (la de Aena) que generó unos resultados en el pago fraccionado "que no se van a repetir" y, además, se está notando un efecto de la reforma fiscal y la desaparición de medidas adicionales, que se concentran en el caso de las empresas de mayor facturación o empresas que consolidan fiscalmente. "Es un efecto que se va a ir suavizando o que va a tender a desaparecer a lo largo del año", ha dicho.
Además, ha señalado que "normalmente" el primer pago fraccionado "tiene menor peso recaudatorio que los pagos fraccionados de octubre y de diciembre", pero que, en todo caso, la recaudación global de impuestos sin tener en cuenta el de Sociedades "está creciendo de forma suave, pero esta presentando datos positivos".
En su opinión, esto quiere decir que la reforma fiscal en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), pero también en Impuesto sobre Sociedades, está consiguiendo los efectos buscados de creación de actividad económica, crecimiento del consumo y de los puestos de trabajo (lo que genera nuevas bases imposibles) y nuevos beneficios empresariales. "Por tanto, entendemos que este efecto tenderá a disminuir o prácticamente a desaparecer en el ejercicio", ha insistido.
CONTROL DE LAS CUENTAS PÚBLICAS "POSITIVO".
Ferre ha destacado que el déficit público en el primer trimestre del año se situó por debajo de la cifra del mismo perido de 2015, en el 0,8% del PIB, por lo que el conjunto de las Administraciones Públicas está experimentando un comportamiento de control de las cuentas públicas "positivo".
En cuanto al déficit del Estado, que aumentó hasta el 1,25% del PIB hasta abril, Ferre ha explicado que se ha visto afectado por un efecto "transitorio" y "coyuntural" que tiene que ver con la caída de los ingresos por el Impuesto sobre Sociedades.