Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda mantendrá la exención en la entrega de acciones de una empresa a sus trabajadores

El PP plantea una enmienda para acatar el fallo del Tribunal de Justicia de la UE sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones
El Gobierno mantendrá la exención aplicable a la entrega de acciones gratuitas a los trabajadores de la propia empresa siempre que se efectúe a todos los trabajadores en activo en las mismas condiciones y que la entrega no exceda los 12.000 euros anuales por trabajador.
Así consta en una de las enmiendas que ha presentado el Partido Popular en el Senado al proyecto de ley del IRPF y que se debatirán y votarán la semana que viene en la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta, junto a las enmiendas que afectan a los otros dos proyectos de ley de la reforma fiscal (IVA y Sociedades).
Otros de los cambios que propone el Grupo Popular responde al fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que dictaminaba que el tributo vulneraba la legislación europea al obligar a los no residentes a pagar más que los residentes, que se beneficiaban de las ventajas fiscales concedidas por las comunidades autónoma.
Con la enmienda, se permite a los no residentes acceder también a estos beneficios en función las regiones en las que habitan y se da así cumplimiento al fallo del Tribunal Europeo.
El Partido Popular ha presentado también una enmienda al proyecto de ley del IRPF para que no exista intercambio de información tributaria con un país o territorio que tenga la consideración de paraíso fiscal, y otra para permitir a los contribuyentes que cambien la instrumentación de un plan de ahorro a largo plazo sin perder el beneficio fiscal adquirido ni tener que extinguir el plan anterior. Se podrán hacer cambios entre seguros de vida, depósitos y contratos financieros.
Por otro lado, el PP ha presentado una serie de cambios para el proyecto de ley sobre el Impuesto de Sociedades, entre los que destaca la enmienda sobre la actualización de balances voluntaria que el Gobierno aprobó en diciembre de 2012, que en un principio pactó con el PNV en el Congreso, pero que finalmente no se incluyó en el texto durante su tramitación en la Cámara Baja.
Ahora, el PP plantea este cambio en el Senado y propone una deducción para aquellos contribuyentes que se vieron afectados por limitación de las amortizaciones o se acogieron a la actualización de balances, con el objetivo de minorar el coste económico que les puede generar la reducción del tipo de gravamen.
En concreto, podrán detraerse de la cuota íntegra un 5% de las cantidades que integren en la base imponible, derivadas de amortizaciones no deducidas en los periodos impositivos iniciados en 2013 y 2014. La deducción será del 2% en 2015.
MÁS CAMBIOS EN SOCIEDADES
También en materia de Sociedades, el PP ha planteado una disposición transitoria nueva que limita la compensación de bases imponibles negativas al 60% de la base imponible para 2016 por razones de consolidación fiscal. De la misma forma, se excluye del pago fraccionado mínimo los ingresos contables derivados de operaciones de quitas consecuencia de un acuerdo de acreedores, en la medida en la que no formen parte de la base imponible.
Por otro lado y para evitar que los activos intangibles adquiridos antes de la reforma fiscal que tenían restricciones de deducibilidad se conviertan en deducibles, el partido que da sustento al Gobierno propone añadir una disposición transitoria.
En materia de IVA, el Gobierno propone diversas correcciones técnicas e incluye en la exposición de motivos la explicación a la enmienda que se aprobó en el Congreso sobre la exención de IVA en el servicio de atención a menores durante las horas de comedor escolar o guardería fuera del horario ordinario.
Estos cambios se debatirán y votarán la semana que viene en la Comisión del Senado y posteriormente en el Pleno. Una vez que la reforma acabe su tramitación en la Cámara Alta volverá al Congreso, que tendrán que refrendar los cambios del Senado antes de que entre en vigor el 1 de enero de 2015.