Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda mantiene en 6.307 las nuevas plazas para funcionarios, pero aumenta a 3.428 las de promoción interna

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones ha decidido mantener su propuesta inicial de una Oferta de Empleo Público (OEP) de 6.307 plazas de nuevo acceso para la Administración General del Estado (AGE) este año, aunque ha aumentado en 356 plazas, hasta un total de 3.428, el número de plazas de promoción interna.
Así lo han trasladado esta tarde los miembros de la Dirección General de la Función Pública, dependiente del Ministerio de Hacienda, en la reunión con los sindicatos (CC.OO., UGT y CSIF), para detallar el documento definitivo con el desglose de la oferta, según informaron a Europa Press fuentes sindicales.
El departamento de Cristóbal Montoro ha decidido mantener la propuesta inicial para este año de una Oferta de Empleo Público de 6.307 plazas nuevas para la AGE, aunque finalmente ha resuelto incrementar en 356 plazas el número de vacantes de promoción interna, pasando de las 3.072 previstas en un principio a un total de 3.428.
Las oposiciones cubrirían, en parte, las más de 7.300 bajas que se produjeron el año pasado, ejercicio en el que el Gobierno convocó 7.416 nuevas plazas para funcionaros y 3.834 de promoción interna.
Está previsto que la convocatoria de esta oferta de empleo público se apruebe previsiblemente en el Consejo de Ministros de mañana, viernes, ya que el límite para su aprobación está fijado en el primer trimestre del año, según apuntaron fuentes de Hacienda.
Por su parte, los sindicatos ya calificaron ayer de "absolutamente insuficiente" la propuesta de 6.307 efectivos planteada por el Gobierno en funciones, al no cubrir ni las 7.318 bajas producidas en la AGE, lo que supone una pérdida de empleo de más de 1.000 puestos de trabajo.
UGT advirtió de que "la presión a una plantilla cada vez más reducida en la que el 61,28% tiene más de 50 años no puede ser la solución a menos que lo que se pretenda sea la justificación de la externalización".
Asimismo, CC.OO. exige una Oferta de Empleo Público extraordinaria que solucione el "enorme déficit" de personal que se ha ido acumulando durante los últimos años y que cifra en "cerca de los 30.000 efectivos solo en la AGE".
De su lado, CSIF señaló que la oferta planteada cubre el 85% de las plazas del personal que se ha jubilado, si bien quedarían por concretar las plazas para la Administración de Justicia y para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Para este sindicato, se deberían crear al menos 20.000 plazas adicionales y realizar un Plan de Recursos Humanos que analice y establezca de manera objetiva las necesidades de las plantillas.