Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Heridos viandantes, huelguistas, periodistas y policías en la batalla campal de Vigo

Durantes la huelga de los trabajadores del metal, no sólo han resultado heridos varios huelguistas y agentes, sino también viandantes y periodistas. Dos cámaras de Telecinco han sido alcanzados por artefactos pirotécnicos. Uno de ellos, Roberto Castro, de 43 años, se encuentra ingresado en el Hospital Povisa con quemaduras graves en el muslo derecho, tras recibir el impacto de una bomba de palenque.
El otro cámara de Telecinco tuvo que ser atendido, también, en el mismo hospital por un fuerte dolor de oídos, provocado por la explosión de un petardo.
Durante tres horas y media la ciudad de Vigo estuvo sitiada por los duros enfrentamientos registrados entre huelguistas y antidisturbios, que fueron seguidos con expectación e incredulidad por los ciudadanos en general, que tuvieron que sortear, tanto los objetos lanzados por los trabajadores como las pelotas de goma de disparaban los policías.
Tres agentes tuvieron que ser atendidos
Sexta jornada de huelga
Todo comenzó cuando un grupo de huelguistas trató de tomar el Ayuntamiento de Vigo y otros trabajadores acceder a la Estación Marítima, en donde acababa de atracar un crucero con cientos de pasajeros a bordo.
Los antidisturbios desalojaron a los huelguistas de toda esa zona marítima y comenzó un enfrentamiento entre policías y trabajadores por calles tan céntricas como Carral, Policarpo Sanz, Porta do Sol, Príncipe o Camelias.
Manifestación multitudinaria
Los sindicalistas anunciaron que para la próxima semana, coincidiendo con el inicio de una huelga indefinida, será convocada una multitudinaria manifestación, en una ciudad aún sin definir, en la que participará la ciudadanía en general y las familias de los huelguista.
La conselleira de Trabajo, Beatriz Mato, apeló hoy a patronal y sindicatos del metal que "se sienten a la mesa negociadora y acerquen sus posturas" en el conflicto de negociación del convenio colectivo que en la provincia de Pontevedra afecta a unos 27.000 trabajadores. EB/RSO
Plante de la prensa ante las agresiones






Según informaron fuentes del Cuerpo Nacional de Policía, tres agentes antidisturbios tuvieron que ser atendidos en centros médicos, aunque ninguno reviste gravedad, al igual que los veinte trabajadores heridos, que calculan los sindicatos.
Entre los huelguistas heridos, figura uno de los responsables de la negociación del Metal de CIG, Antolín Alcántara, quien recibió el impacto en la cara de una pelota de goma.
Algún que otro viandante resultó herido, también, en las calles cercanas a la Estación Marítima de Vigo, por objetos lanzados, tanto por trabajadores como por los antidisturbios.
Esta es sexta jornada de huelga del sector metalúrgico de la provincia de Pontevedra fue mucho más dura que la de ayer, ya que se produjeron enfrentamientos continuos desde las 10:00 hasta las 12:30 horas.
Mientras que los sindicalistas niegan que se quisiera asaltar dicho crucero, el "Independence of the Seas", fuentes del Cuerpo Nacional de Policía aseguraron todo lo contrario.
A media mañana el conflicto se trasladó a Beiramar, en las proximidades del astillero Barreras, en donde volvieron a volar todo tipo de objetos, como tornillos, botes de humo, incluso, bombas de palenque y petardos de gran potencia.
Tras la retirada de los antidisturbios, cientos de trabajadores asistieron a una asamblea informativa en Barreras en donde los representantes sindicales (CIG, CCOO y UGT) criticaron que se esté dando la imagen de un conflicto de trabajadores contra la Policía, cuando, en realidad, es una cuestión laboral, que pasa por un convenio colectivo justo.
El portavoz de CIG Metal, Miguel Anxo Malvido, recordó que los trabajadores "tenemos derecho a la huelga, a manifestarnos, pero también tenemos derechos a defendernos" y aseguró que los huelguistas son "trabajadores, no delincuentes".
"La policía quiere ser la protagonista de nuestro conflicto", indicó el responsable de CCOO, Ramón Sarmiento, al igual que Diego Atanes, de UGT, que lamentó las "artimañas" que está utilizando la patronal.