Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU exige al Gobierno que garantice la "españolidad" de Deoleo y "no se permita su venta al enemigo"

Pide a SEPI y Soprea que creen un gran consorcio de cooperativas
Izquierda Unida ha reclamado al Gobierno central que controle el proceso de venta por parte de Bankia, Caixabank, Kutxabank y BMN de más del 31% del capital de Deoleo, ya que "se está poniendo en peligro el sector olivarero de España". Así, ha exigido al Ejecutivo y también a la Junta de Andalucía que garanticen la "españolidad" de este grupo y "no se permita venderlo al enemigo".
Así lo ha expuesto este martes en Málaga el vicepresidente primero del Parlamento andaluz y portavoz de Hacienda y Educación de IULV-CA en esta Cámara, Ignacio García, en referencia a que ese capital acabase en manos del Fondo Strategico Italiano (FSI), respaldado por el Estado de Italia, "el mayor competidor" de España en el sector del aceite.
Ante esto, García, quien ha comparecido en rueda de prensa junto con el coordinador de IU en Málaga y portavoz de la coalición en el Parlamento andaluz, José Antonio Castro, ha anunciado que presentarán iniciativas tanto en el Congreso de los Diputados como en el Parlamento de Andalucía, ya que es una cuestión que "corre cierta prisa". El plazo para la presentación de ofertas vinculantes expira este miércoles.
En este punto, ha incidido en los efectos "negativos" de permitir que la mayor empresa comercializadora y exportadora española de aceite, en referencia a Deoleo, "se pusiera en manos del Gobierno de un país que es nuestro mayor competidor al respecto". "Dejaría en clara inferioridad de condiciones a las cooperativas españolas", ha alertado.
En concreto, si, finalmente, el Fondo Strategico Italiano se hiciera con ese capital, García ha pedido que el Gobierno central, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), e, incluso, la Junta, mediante la Sociedad para la Promoción y Reconversión Económica de Andalucía (Soprea), creen un gran consorcio de cooperativas y empresas españolas para "salvar la españolidad" de Deoleo.
"El objetivo es evitar que un organismo extranjero, controlado, además, por un Gobierno extranjero, se haga con el poder en esta empresa", ha manifestado García, quien ha subrayado el "gran impacto" que ello podría conllevar en Andalucía y en la provincia de Málaga.
Precisamente, el Grupo Hojiblanca, con sede en Antequera (Málaga), participa en Deoleo con un 10 por ciento del accionariado, del que "tendría que desprenderse o quedarse absolutamente en una situación marginal", según García y Castro.
También la gestora de fondos de inversión Rhone Group, presidida por Robert Frank Agostinelli y en la que trabaja el hijo del expresidente José María Aznar, Alonso Aznar, ha irrumpido en la puja por hacerse con más del 31 por ciento del capital de Deoleo.