Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU-ICV acusa a Rajoy de ser un "fariseo del siglo XXI" que predica la "austeridad pero no la practica"

El diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso Joan Coscubiela ha acusado este miércoles al presidente, Mariano Rajoy, y al resto del Gobierno de ser los "fariseos del siglo XXI", por predicar la "austeridad pero sin practicarla", y les ha exigido que acaben de una vez con la "campaña de marketing" sobre que el país ha entrado ya en una recuperación que "sólo se ve en las estadísticas".
Así se ha pronunciado durante su intervención en el Pleno extraordinario sobre el Consejo Europeo del pasado mes de diciembre, en el que según Rajoy "se respiraba otro aire" porque el año 2013 "se terminaba con una perspectiva radicalmente distinta y con la sensación de que empezábamos un tiempo nuevo".
"Molesta profundamente a los ciudadanos esta campaña de marketing sobre una recuperación que sólo está en las estadísticas. Es un verdadero insulto a la ciudadanía. ¿En qué notan los ciudadanos la recuperación? ¿Hay acaso más personas trabajando o sólo crece la frustración y la desesperanza, y por eso cae la población activa? Las políticas de su Gobierno no crean empleo sino que lo precarizan, mientras bajan los salarios y la tasa de cobertura de las prestaciones, y aumenta desigualdad. ¿En qué puñetas consiste la recuperación de la que hablan?", se ha preguntado.
Además, Coscubiela ha acusado a los 'populares' de haber llegado al Gobierno "gracias a sus mentiras" y de seguir mintiendo ahora. "Se han convertido en los fariseos del siglo XXI. Y le recuerdo que los fariseos eran una secta ultrarreligiosa que propugnaba la austeridad pero no la practicaba, y que pretendía imponer su moral como moral de Estado", ha añadido.
SE AGRAVAN LOS DESEQUILIBRIOS
Además, para el diputado catalán las decisiones adoptadas en el último Consejo Europeo "no han hecho más que agravar el profundo desequilibrio entre las políticas de ajuste duro e injusto, y las de crecimiento y creación de empleo", contraste que se manifiesta claramente cuando se compara la cantidad destinada a rescatar a los bancos con las cantidades comprometidas para fomentar la creación de puestos de trabajo.
"Es verdad que hablar, hablan de todo. Pero cuando se trata de tomar decisiones lo hacen con grandes desequilibrios en la intensidad de las medidas y en los ritmos de aplicación: cuando se trata de ajustes van a la velocidad de la luz. Cuando se trata de reformas estructurales exigidas por los mercados avanzan a la velocidad del guepardo, destruyendo conquistas sociales de décadas. Pero cuando se trata de políticas de crecimiento, sólo hay palabras huecas sin contenido", ha reprochado.
Y es que es "vergonzoso" que los estados miembros lleven 18 meses hablando de un Plan de Crecimiento y Empleo cuyos fondos "no aparecen por ningún lado" y que hasta en seis cumbres diferentes se haya tratado el asunto del paro juvenil y se hayan comprometido recursos europeos que aún no se han aplicado, y que previsiblemente no llegarán hasta finales de año.
"Lo que está pasando con esto es un fraude y un monumento al cinismo. Afirman que su prioridad es el paro juvenil, pero actúan con bastante indolencia y desidia", ha insistido Coscubiela, lamentando además la falta de atención a los parados mayores de 50 años y el aumento de la desigualdad y la pobreza que está causando la "cronificación" del desempleo.
UNIÓN BANCARIA
En relación con los avances en la unión bancaria, que ha reconocido, Coscubiela ha advertido de que están construidos sobre "arenas movedizas en lo fundamental", porque los recursos para intervenir en el sector financiero son "claramente insuficientes" y además su aplicación se "retrasa a calendas griegas".
"Y lo más grave es que, en el fondo, han renunciado a que esta unión bancaria juegue papel alguno en esta crisis. La diseñan para futuras crisis, y eso es un error, injusto y tiene graves riesgos", ha advertido, apostillando además que los cambios en el sector financiero que se han decidido hasta ahora y las ayudas inyectadas a la banca española ni siquiera ha servido para reactivar el crédito.
Finalmente, Coscubiela ha defendido la alternativa de la Izquierda Plural, que pasa por una reestructuración "ordenada" de la deuda privada y pública, parte de la cual es "ilegítima" e "impagable", y cuyo peso está "condenando a países y ciudadanos a una larga agonía de muchos años, y al incremento del paro, la pobreza y la desigualdad, sólo para que los bancos acreedores no aporten ni un esfuerzo en la salida de la crisis de la que son los principales responsables".
Además, ha reclamado flexibilizar "de verdad" el ajuste presupuestario, priorizando el objetivo del empleo y dando marcha atrás en el cambio del artículo 135 de la Constitución; aplicar una "verdadera política de crecimiento basada en un Plan de Inversiones Europeas"; y avanzar en la construcción económica, social y fiscal de Europa, con cambios en la tributación y mayor lucha coordinada contra el fraude.
"Sé que Europa avanza con dificultad, que tomar decisiones a 28 es muy complicado. Pero el problema es que usted es el principal teólogo de la desregulación, del ajuste, de un concepto de consolidación fiscal que parte de recortar derechos pero no ampliar un sistema fiscal cadavérico e injusto", ha zanjado.