Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberdrola aumenta su beneficio el 21,5% y prevé ganar lo mismo este año

Iberdrola, la primera eléctrica española por capitalización bursátil, aumentó en 2008 su beneficio el 21,5 por ciento respecto al ejercicio anterior al ganar 2.860,6 millones de euros, cifra que, según el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, repetirán o superarán ligeramente este año.
Ese crecimiento provino principalmente de las energías renovables, la actividad internacional de Iberdrola y las plusvalías de 552 millones de euros obtenidas por la venta de activos, y estuvo apoyado en los 36.000 millones que la eléctrica invirtió entre 2007 y 2008.
Por la actual situación del mercado, este ritmo inversor se ralentizará en los próximos años, cuando la compañía invertirá entre 8.500 y 10.000 millones de euros, a pesar de lo cual aspira a conseguir su objetivo de ganar 3.500 millones en 2010, año en que expira su actual plan estratégico.
La eléctrica centrará este año su crecimiento en EEUU y Europa y hará inversiones "orgánicas" por unos 4.200 millones de euros, un 78 por ciento menos que los 7.500 millones que invirtió en 2008.
Sánchez Galán, que descartó recortes de plantilla, explicó que la compañía ha optado por la "prudencia" ante la actual situación del mercado y señaló que su política pasa por invertir los flujos de caja y mantener el nivel de deuda.
Explicó que cuando presentaron el Plan Estratégico 2008-2010 preveían cerrar ese periodo con una deuda de 32.000 millones de euros, frente a los 25.000 millones que contemplan ahora.
Del total de inversión para este año, 2.000 millones irán al negocio de Renovables, que podrían incrementarse un 20 por ciento en función de cómo evolucione la normativa en EEUU.
El presidente de Iberdrola destacó que con las últimas emisiones de deuda, que se repetirán en el futuro, y la renovación de créditos han acumulado una liquidez de 8.000 millones de euros, "suficiente" para cubrir sus necesidades financieras en los próximos 20 meses.
Auguró que este año registrarán un "importante" aumento del beneficio bruto de explotación (Ebitda), mientras que el beneficio neto estará en línea o ligeramente por encima al de 2008.
El año pasado, la cifra de negocio de Iberdrola aumentó el 44,2 por ciento, hasta los 25.196,1 millones de euros, y la energía distribuida se situó en 181.794 gigavatios/hora (GWh) tras crecer el 13 por ciento.
El Ebitda ascendió a 6.412,4 millones de euros, con un aumento del 15,8 por ciento, y el 57 por ciento provino del negocio de Iberdrola Renovables y de las actividades en el exterior.
La producción del grupo se incrementó el 13,5 por ciento, hasta los 141.268 GWh, de los que 26.534 GWh correspondieron al Reino Unido y 8.565 GWh a EEUU, países donde se consolida tras la integración de ScottishPower, en abril de 2007, y de Energy East, en septiembre de 2008.
El negocio energético en España, mercado caracterizado por un moderado crecimiento de la demanda, los elevados precios del "pool" -mercado eléctrico- y la eliminación en julio de 2008 de las tarifas oficiales para consumidores industriales, aportó el 37 por ciento del Ebitda, con 2.374,3 millones (un 5,8 por ciento más).
Los extraordinarios proceden de la venta del 3,8 por ciento que tenía en la petrolera portuguesa Galp (386 millones de plusvalías), las desinversiones en Gamesa que hizo su participada Corporación IBV (112 millones), la venta de Essal (32,5 millones) y de la participación en Veo TV (37 millones) y la desinversión en activos inmobiliarios.