Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberdrola cierra el intercambio de bonos tras la emisión 'verde' de la semana pasada

Iberdrola ha cerrado el intercambio de bonos iniciado la semana pasada tras la primera emisión 'verde', por valor de 750 millones de euros, realizada hasta la fecha por una empresa española, anunció la compañía en una nota.
La operación completa el objetivo de la emisión de los bonos por 750 millones con vencimiento en 2022, cuyo cupón quedó establecido en el 2,5%, el más bajo de los obtenidos por Iberdrola en operaciones similares.
Los bonos 'verdes', que se llaman así porque el dinero captado se dedica a inversiones sostenibles y socialmente responsables, permitirán incrementar la duración de la deuda, mejorar la liquidez y laminar el perfil de vencimientos.
Para completar la operación, Iberdrola ha culminado una operación de intercambio de bonos con la que logra reducir vencimientos previstos para 2015, 2016 y 2017 en 750 millones de euros.
Mediante este movimiento, el banco encargado de la operación, HSBC, recompra referencias de bonos antiguos que tenían vencimientos en los años 2015, 2016 y 2017.
Las ofertas de recompra han sido realizadas por BNP Paribas, HSBC y Morgan Stanley, al tiempo que HSBC ha sido la entidad financiera que se ha encargado de intermediar la operación de intercambio con los inversores.
En concreto, se han intercambiado bonos con vencimiento en 2015 por valor de 320 millones de euros, con vencimiento en 2016 por 152 millones de euros y con vencimiento en 2017 por 278 millones de euros por los nuevos bonos por valor de 750 millones.
En el caso de Iberdrola, el importe de la emisión 'verde' se ha destinado a refinanciar fondos ya dedicados a inversiones en proyectos energéticos que cumplen los criterios de sostenibilidad requeridos por la certificadora independiente Vigeo. Estas inversiones fueron realizadas en los periodos 2005-2006, 2010-2011 y 2012.
Vigeo ha certificado que, durante los años mencionados, los fondos que ahora se refinancian fueron utilizados por Iberdrola para financiar proyectos relacionados con las energías renovables, la distribución, el transporte y las redes inteligentes.