Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberdrola construirá en México un parque eólico de 66 MW por 90 millones de euros

Iberdrola ha iniciado en México la construcción del parque eólico de Pier II, de 66 megavatios (MW) de potencia instalada, que se convertirá en la cuarta instalación de energías renovables de la empresa en este país y cuya inversión ascenderá a unos 120 millones de dólares (unos 90 millones de euros), informó el grupo energético.
El proyecto, que se ubicará en el municipio de Esperanza, va a contar con 33 aerogeneradores de Gamesa, del modelo G97, de 2 MW de potencia unitaria. El parque se encuentra situado en el Estado de Puebla, al Sur del país, una de las zonas con más viento de México.
Cuando entre en funcionamiento, la nueva infraestructura podrá suministrar energía renovable a 25.000 hogares mexicanos, evitando además la emisión a la atmósfera de unas 55.000 toneladas anuales de CO2.
Además, el proyecto va a tener un relevante impacto en el Estado mexicano, ya que está prevista la contratación de más de 400 empleados locales, tanto para acometer las obras como para realizar posteriormente las labores de operación y mantenimiento, y unas 15 empresas de la zona se verán también beneficiadas.
Pier II que ha sido el primer parque eólico que Iberdrola ha diseñado a través de supercomputación, en concreto mediante el sistema denominado SEDAR (Simulación Eólica de Alta Resolución), desarrollado junto al Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS).
Esta innovadora herramienta permite ubicar a los aerogeneradores en los lugares con mayor producción energética potencial, mediante un análisis que contempla además toda la vida útil de la instalación. Para ello, se ha utilizado el superordenador más importante de España y uno de los más potentes del mundo, el MareNostrum.
Está previsto que el grupo energético utilice a partir de ahora el diseño mediante supercomputación en todas aquellas instalaciones eólicas que se planteen en ubicaciones con una orografía compleja, como es el caso de Pier II, que se va a construir a una altitud de unos 2.500 metros.
CON UN SOCIO LOCAL Y APUESTA POR MÉXICO.
El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán va a llevar a cabo este proyecto junto a un socio local, la empresa mexicana Impulsora Latinoamericana de Energías (ILER).
Se trata de una sociedad puntera en la promoción de instalaciones eólicas en este país y en su accionariado figuran el grupo multinacional mexicano MABE y Apia XXI, una empresa de ingeniería española. Iberdrola e ILER han firmado un acuerdo para construir conjuntamente hasta 366 megavatios en la zona en los próximos años.
El inicio de este nuevo proyecto eólico ratifica la apuesta de Iberdrola por México, uno de los países estratégicos de cara a su crecimiento futuro y en el que ya es el productor privado de energía eléctrica líder, con más de 5.200 MW de potencia operativa. Cuando se ponga en marcha el complejo de Puebla, la compañía alcanzará una potencia eólica gestionada en México de casi 600 MW.