Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iberdrola pone fin al programa de recompra de acciones con la amortización del 2,46% de su capital

Iberdrola ha puesto fin a su programa de recompra de acciones, lo que supondrá la amortización del 2,46% de su capital social con el fin de evitar la dilución derivada de la ejecución de su programa de dividendo flexible y mantener estable el beneficio por acción.
En concreto, la eléctrica ha finalizado ayer dicho programa de recompra de acciones propias tras haberse cumplido en su integridad la finalidad para la que fue establecido, según ha informado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Así, Iberdrola solicitará a la junta general de accionistas, convocada para el próximo 8 de abril, amortizar un máximo de 157,19 millones de acciones propias, representativas del 2,46% de su capital social.
En caso de aprobarse, la compañía amortizará los 8,35 millones de acciones propias, representativas del 0,131%, aproximadamente, del capital social de Iberdrola, adquiridas en virtud del programa de recompra y los 148,84 millones de acciones propias existentes en cartera a la fecha de inicio del programa, representativas del 2,33%, aproximadamente, del capital.
Para afrontar dos nuevas ediciones de su programa de dividendo flexible, la junta deberá aprobar dos nuevos aumentos de capital liberados de 855 millones de euros y 985 millones de euros, respectivamente.
Mediante este programa, los accionistas de la compañía podrán elegir recibir el dividendo en efectivo o en forma de nuevas acciones.